Por Silvio Seoane (1) y Celina Rivero (2) – Escrita el 20 de abril de 2020

Si, escuchó, olió y vio bien, y nosotres también: el mundo ha entrado oficialmente en CAOS desde hace unas semanas. Un virus muy contagioso recorre de lado a lado el globo terráqueo y no hay país, muro, garrote ni superhéroe que pueda frenarlo fácilmente. De buenas a primeras estamos en un eterno presente y lo que vendrá siempre tiene, pregúntesele a quien se le pregunte, una simple e inquietante respuesta: “no se sabe”.

Pero en este mundo del “no se sabe”, en el que algunos gobiernos llegan a emplear el
“estamos en guerra” y han ordenado a la humanidad encerrarse en las cuatro paredes de su casa o casilla para luchar contra ese enemigo invisible, en el que navegamos en aguas abiertas en el medio de una tormenta feroz e imprevisible que amenaza cada rincón de la
vida tal y como la conocemos…pareciera que hay un pedacito de tierra inmaculada, una isla que no recibe los embates de la furia pandémica, un lugar en el mundo a salvo del estado de excepción general: la educación.

Podes leer la nota completa aquí abajo:

A-Caos-traviesa-por-la-educación-1

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here