Natalia ciccioli, era una niña de nuestra ciudad, desaparecida un 16 de Enero del año 1994, cuando se dirigía de su barrio al Centro, hasta el día de hoy no se sabe nada de que le ocurrió, ni donde está. En el año 2000 se creó el dispositivo “Alerta Nati”, el cual pudo ser reglamentado recién en el año 2010, por la legislatura neuquina, importante reglamentación para la busqueda de niños, niñas y adolescentes de nuestra provincia.

Según la investigación, Natalia salió de su casa en el Barrio El Arenal y fue hasta la ruta a tomar el colectivo que la llevaría al centro, donde caminaría un rato disfrutando una típica tarde de enero, tal como ya lo había hecho muchas veces. A las cinco de la tarde, su mamá Mirtha, comenzó a llamar a sus amigas. Estaba preocupada ya que su hija jamás pasaba más de una o dos horas fuera de casa y sin aviso.  A las 19.00 hs del mismo 16 de enero de 1994 su padre, Miguel Cicciol,  fue a todas las radios de la ciudad a dar el aviso solicitando información. También fue a la comisaría donde, según afirma, la policía no le recibió la denuncia.

Es por ello, que la Ley Provincial N°2705 crea el Sistema de “Alerta Nati” ante la desaparición de niños, niñas y adolescentes, con el objetivo de establecer una red de alerta que permita difundir en forma rápida y segura los datos de la persona desaparecida para que las autoridades y la ciudadanía puedan colaborar con su identificación. Desde la sanción de la ley a la actualidad, los canales de comunicación y conectividad han pasado por grandes cambios, lo que le se le suma la difusión en redes sociales, el cual no está explicitó en la reglamentación oficial.

Mrirta y Miguel Ciccioli, quien ya falleció, los padres de Natalia, han movido cielo y tierra para encontrarla desde las primeras horas de su desaparición y con escasa ayuda del  sistema de seguridad del Estado.

“La Policía nos subestimó”, fue una de las declaraciones que hizo Mirta, su madre en algunas entrevistas: “Ese día, cuando no volvía llamamos a las amigas y salimos a buscarla. A las 19 fuimos a la comisaría, donde nos subestimaron porque no quisieron salir a buscarla argumentando que teníamos que esperar porque seguro que se había ido con un noviecito o por su cuenta. Al final, nos ayudaron más los vecinos del pueblo que la Policía”.

Recordamos el único caso de desaparición de una niña menor de edad en nuestra ciudad, aunque el tiempo pase, los años pasen, su familia y vecinos y vecinas continuamos exigiendo, verdad y Justicia! sobre lo que ocurrió con Natalia Ciccioli hace 28 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here