Hoy la localidad amaneció convulsionada por la suspensión del servicio de Transporte Urbano, ya que sus 70 trabajadores se encuentran en Asamblea permanente debido a la deuda con los mismos, de 2 retroactivos que deberían haberlos cobrado en marzo y abril, más el sueldo de agosto. La empresa ya tomó tres préstamos por lo que el reclamo es hacia el Municipio por su falta de gestión.

Marcelo Mas (UTA), en comunicación con el Tábano Digital, comenta «agotamos todas las instancias, los trabajadores y los usuarios quedamos en el medio, no es solo una cuestión de salarios también nos preocupa la reducción de frecuencias, porque tenemos todos los días entre 10 y 12 trabajadores de franco y no queremos que nos suspendan compañeros».

La medida tomada por los trabajadores seguirá hasta que el dinero de los salarios sea abonado, decisión tomada por unanimidad en la Asamblea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here