Atrás quedó la Audiencia Pública por el cierre del vertedero y la remediación ambiental, sin tantas certezas y con mucha incertidumbre. Los reproches por la ausencia de la actual jefa comunal Brunilda Rebolledo y del intendente electo Carlos Saloniti, sumado a la falta de respuestas por los funcionarios, hicieron del cónclave un cóctel explosivo.
El tema basura en San Martín de los Andes es tan complejo como antiguo. El conflicto con el anterior vertedero en la Pampa de Trompul, un basural a cielo abierto en un Parque Nacional, siendo ese un absurdo total, continuó con el depósito en la Chacra 30. En total 20 años sin saber qué hacer con los residuos que se generan. Dos décadas donde el tiempo de espera por una resolución política se ha agotado y donde la mugre explota en cada canasto de la localidad.
El crecimiento poblacional y la instalación de barrios alrededor del relleno sanitario han maximizado el problema. En el medio, tires y aflojes con la justicia y los vecinos para frenar desarrollo del basural y encontrar un lugar de disposición final de los residuos.
También sumaron capítulos a esta novela las distintas plantas de transferencia que trajeron más problemas que soluciones. La Planta Sirve en Chacra 32, las canteras de Werefkin y Bourgignon, pasando por los terrenos del ejército. Nada de eso logró amainar la cuestión de la basura. La proliferación de roedores e insectos, sumado al olor nauseabundo se han transformado en la mecha de esta bomba.
En el marco de la Audiencia Pública realizada hace más de una semana en la escuela N°359, de Cordones de Chapelco, el Tábano Digital dialogó con Julieta Muñiz Saavedra, encargada del Organismo de Control Municipal, quien expresó que «las respuestas técnicas están claras y la presentación fue didáctica. Técnicamente el Organismo responde».
Con respecto al contrato con la consultora FLUIR, que confeccionará el plan de cierre del vertedero municipal, Muñiz Saavedra explicó que «hay procesos contractuales que a veces no se entienden, pero los consultores ya están. En principio para escribir el Plan de remediación ambiental para el cierre del vertedero. No es algo sencillo por eso se presentó en la Asamblea. Los contratos no son fáciles, pero la consultora está autorizada a trabajar».
Si bien los plazos para entregar el Plan de remediación ambiental son de 60 días a partir de la firma del contrato, la encargada del Organismo de Control Municipal manifestó que «los plazos no corren porque la consultora está autorizada y ya está trabajando en el tema, aunque el contrato no esté firmado. Ellos nos dan el marco técnico y están comprometidos con entregar el plan de cierre y después se ejecutará una obra de ingeniería que realizará la clausura definitiva del vertedero municipal, previo llamado a licitación”.
Para las autoridades comunales los tiempos no son tan importantes, a pesar de las 30 toneladas diarias de basura que San Martín de los Andes genera. Son esos mismos tiempos que llevaron los residuos a un vertedero regional en Alicurá, que no termina de armarse y que tampoco se sabe con exactitud cuánto costará. El reloj sigue caminando, el clima se exacerba y esta bomba se va quedando sin respuestas y sin tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here