Por Graciela Andrade Bustos ( mamá de Ayelén).

Amigos y amigas de San Martín de los andes les escribo a todos ustedes expresando el dolor de una madre que ha perdido a su hija. En esta misma ciudad donde ella nació, donde se crió  y recién empezaba su trayectoria en esta vida. Quiero y necesito saber como madre, que fue lo que pasó. Sólo saber la verdad, que dejen de ocultar y decir mentiras. Sus dichos y opiniones me caen muy mal. Ustedes que tanto critican…  ¿ La conocían? Yo les puedo decir quién es. Ella es mi HIJA.

Amigas y madres que perdieron a sus hijos de la noche a la mañana ¿cuánto dolor queda en tu corazón? Muchas veces sin encontrar una respuesta. Saben qué situación dura es la que a una le toca vivir, para que vengan a dar opiniones y críticas fuera de lugar. No ven a su alrededor ¿Acaso a ustedes no le puede pasar? Yo siempre me preguntaba cómo se sentía aquella madre que perdió un hijo, siempre me hice esa pregunta.  Ahora me toco a mi. Que dolor se siente el no tener a tu hijo o hija, de verla llegar todos los días o de vez en cuando. verla venir, que te diga – ¡Hola mamá!-  Y que hoy no está, ya no estará más. me causa tanta tristeza y te haces miles de preguntas¿ Por qué a mi hija? si en el mes de junio la vi bien, comíamos juntas y compartimos tantas cosas en nuestro hogar. Hoy no la tengo a mi lado y me causa tanta tristeza y dolor. 

Autoridades, psicólogos, profesionales y el Sr. Intendente ustedes se hacen la pregunta de cómo empezar a trabajar desde ya, por el prójimo. Estuvimos aislados por una pandemia global que afectó a cada persona de este mundo. Pero no le echemos la culpa a ese virus, si ustedes no se ponen a trabajar en esta área, de lo que nos pasa como pueblo. Acá en esta ciudad hay tanto que hacer, primero dejar de ocultar la verdad para que salga a la luz. Por tener una ciudad y una provincia tan hermosa, dejan de lado a la gente, al prójimo quien es un ciudadano. Dejan todo oculto como si fuera basura debajo de la alfombra. Empecemos a mirar a nuestro alrededor, por la persona que sufre y llora por su ser querido que se fue. No le echemos la culpa a un virus porque tenemos que cuidarnos y protegernos entre vecinas, amigos, familiares y  por sobre todas las cosas a los nietos. 

Señores y señoras pónganse a trabajar como se debe, como sociedad. mirar y ayudar a las madres que pierden a sus hijos. mujeres de san martín de los andes NO bajen los brazos, salgan adelante. Todos valemos como oro. no critiquemos el dolor ajeno. Acompañen, acérquense y den algún abrazo. Que mi dolor sea el tuyo también. No salgamos a criticar a la madre que perdió a su hija. En este mundo nadie es perfecto, pero como ciudadanos juntos podremos lograr trabajar como sociedad y hacer cosas para los y las vecinas. el estado tiene que cumplir y hacerse cargo de lo que le corresponde, ayudando a los jóvenes y las jovencitas.

Queremos una ciudad tranquila, empecemos a escuchar al que tenemos al lado y no opinen si no saben. cada hogar es un mundo y todos tenemos derechos, como el mio de ser escuchada. Hoy comparto estas palabras para que se hagan eco. entre todos lograremos algo mejor. Si si si a la verdad y Justicia por Ayelén Barria. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here