Chaco es una de las provincias mas complicadas desde el comienzo de la pandemia, hasta la fecha se registraron 767 casos positivos de COVID-19, se dieron 315 altas médicas definitivas y se produjeron 45 fallecimientos, contando que existen 2.659 pacientes con dengue en esa provincia. Dentro de los lugares con expansión comunitaria del virus en la ciudad de Resistencia se encuentra el «Gran toba» una barriada que comprende 6 barrios habitados por familias del pueblo Qom.

Durante las últimas semanas las organizaciones propias del barrio y otras organizaciones indígenas denuncian la estigmatización y la falta de acción concreta por parte del estado, en diálogo con Fm Che Monica Charole integrante de Asociación comunitaria indigena de comunicación, informó que «Realmente es una preocupación porque está el tema de la estigmatización por el Covid- 19 y se suma la discriminación. Por ejemplo, uno de los contagiados que lamentablemente perdió la vida en el hospital Perrando, él contaba con obra social para poder ser atendido en una clínica privada, no lo quisieron atender por portación de cara» haciendo referencia a su pertenencia al pueblo Qom.

Otra de las situaciones que mencionó Mónica fueron las declaraciones de una de las funcionarias públicas del ministerio de cultura de la provincia de Chaco de corte racista y discriminatorio «Inclusive instaba al gobierno a que pueda trasladar a las familias indígenas que están habitando estos barrios a la «zona de la que provienen» que son los montes, dichos asi muy racistas y discriminatorios» reafirmando que «Es de una gravedad tremenda que una empleada del estado se exprese de esa manera, mas teniendo en cuenta que es de una entidad que se supone que une, trabaja, en la inclusión cultural de todos los pueblos».

Durante el día de ayer Stella Maris Molares, y Laura Perez, dos referentes barriales del Gran Toba afirmaron en medios locales de la provincia de Chaco que se necesita asistencia. Por su parte la comunicadora Mónica Charole informó que «Si bien hay que aclarar que esta la carpa sanitaria y una ambulancia a la entrada del barrio toba, pero lo que llama la atención es que están vacíos».

Otros de las responsabilidades de la estigmatización y el racismo la tienen los medios de comunicación que según relata Mónica «Nosotros estuvimos tratando de contactarnos con los medios de comunicación de la provincia , se supone aliados, pero algunos se sintieron «tocados» tan solo por decir que los hermanos se sienten abandonados. A mi me parece que a estas alturas que estamos en el país y el mundo, cuando se trata de salud, las simpatías partidarias políticas deberían ser de segundo plano».

A la fecha la comisión del «Gran Toba» no cuenta con datos oficiales “Se habla de más de 130 casos positivos y no sabemos quiénes son. Nos miramos la cara los vecinos, no es por chisme. Queremos saber porque el Estado aseguró contención sanitaria, social y en seguridad y eso no está pasando” Declaró Laura Pérez, Vicepresidenta del barrio a los medios y también informó que se «Analiza una presentación ante el INADI por la exposición pública en medios de comunicación, de datos personales e incluso fotografías de miembros de la comunidad, diagnosticados o fallecidos con diagnóstico de COVID-19.»

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here