SurRealidades es la revista del ISFD N°3. Desde el 2015 se lanza una edición impresa anual con producciones de estudiantes, docentes y vecinas y vecinos que participan de la comunidad educativa ampliada de la institución.

La pandemia imposibilitó la impresión de la SurRealidades del año pasado, así que, como tantas otras partes de la vida, se tuvo que adaptar al formato virtual. La cuestión es que esta adaptación multiplicó la producción de la revista, y esta edición es la tercera del año.

Esta edición desafió el formato habitual. No se buscó hacer una antología que nucleara poesías, cuentos y ensayos sino una producción conjunta: se creó un mismo mundo entre todes les participantes. Y no solo eso, el universo ficcional se construyó sobre un formato que no tiene que ver con el mundo narrativo: se hizo mediante las formas de una revista de divulgación científica fotográfica, como la National Geographics.

La historia es de ciencia ficción, conformado por múltiples fragmentos de distintas voces. “Es 2038 y la humanidad ha experimentado 10 plagas”, nos cuenta Tamara Padrón. “Para levantar el ánimo a la población, el Estado argentino decide reabrir la Huella Andina y quienes la transitan se encuentran dentro del Parque Nacional Lanín con un grupo de mujeres que, en 2020, cansadas del zoom y el teletrabajo, se fueron a vivir al bosque y crearon una comunidad matriarcal”.

“Las mujeres deciden contarnos su mundo, sus creencias, su idioma, su arte. Cada aspecto de la comunidad estuvo a escrito por una voz diferente del ISFD y de las y los colaboradores, armando un trabajo interdisciplinar tremendo”.

Las colaboraciones de este número de SurRealidades fueron muchas. No solo en la pare textual en donde, por ejemplo, la Red Jarilla ayudó a pensar y definir cómo era el arte de curar de las mujeres de esta comunidad, sino también en la parte de diseño y fotografía, que fueron factores fundamentales de una edición con un formato NatGeo.

“Camila Calderoni, una fotógrafa talentosísima de nuestra localidad, y Franciso Morosini, también talentosísimo, realizaron todas las imágenes de esta comunidad de mujeres. Matías Castro realizó el diseño de la revista. Gracias a elles tenemos una edición de una calidad visual increíble. Y era muy necesaria, era una historia muy visual, entonces se tenía que construir la verosimilitud de este mundo”, explicó Tamara.

“Necesitábamos que el diseño fuera integral, no sólo honrando la conocida publicación del marco amarillo, sino aportando pistas desde las publicidades de diferentes productos y servicios.  Por lo tanto, invitamos al lector de la nueva Surrealidades a bucear una obra integral, difícil de clasificar y repleta de guiños en cada rincón, permitiendo de esta manera seguir “el camino del detective” para poder reconstruir el rompecabezas de ese futuro no tan lejano, sabiendo que la ciencia ficción puede leerse en clave de juego, pero permite una reflexión crítica sobre el momento en el que estamos”.

La revista se puede leer desde este link y también se puede solicitar el pdf desde Facebook.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here