El conflicto con el colectivo viene hace unos meses puesto en agenda en nuestra localidad. En vez de mejorar, pareciera ser el cierre de una gestión municipal deficiente. Este jueves, en la sesión desde las 9 de la mañana, se discutirá nuevamente.

Mañana en la Sesión del Concejo Deliberante vuelve a votarse el aumento del colectivo de la mano de una fuerte Reducción de frecuencias, en todos los barrios de nuestra localidad. Esto último, se había presentado en la sesión del jueves pasado y había vuelto a comisiones y en el Tábano te habíamos contado en esta nota todo.

Esta reducción de recorridos limita sobre todos en las últimas horas de cada barrio, pero también genera un servicio menor al del colectivo de emergencia en el día.

¿Y la municipalidad y el concejo? Cuando se freno el conflicto hace más de un mes, la promesa era buscar más soluciones que no afecten al usuario. No existe al día de hoy una propuesta en ese sentido, de hecho, se complica más. Las respuestas se dan como si el transporte público fuera un servicio privado y no un derecho de las vecinas y vecinos, y en eso, quién debe subsanar los subsidios que se sacaron es el municipio.

Otro tema, es que la nueva frecuencia sería definitiva, no transitoria. Por ende, el recorte de más del 60% de los servicios en algunos barrios, no se repondría. ¿Y las personas que estudian de noche? ¿Los trabajadores y trabajadoras de restaurantes, bares, etc? ¿Y se simplemente querés salir un rato a pasear?

El transporte es un derecho que nos permite circular, y es responsabilidad encontrar soluciones que vayan en ese sentido. Que la votación quede en manos de concejales que ya están terminando su mandato, es una irresponsabilidad que no deberían tomar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here