Uno de los grandes temas de la agenda del 2019 en nuestra localidad, fue el conflicto con el trasporte público. Este 2020 pareciera no cambiar la temática central: ante las irregularidades de la empresa, el ejecutivo no hace nada.

El año pasado tuvimos un año plagado de instancias de discusión sobre el aumento del boleto de colectivo, con sumas hipotéticas, y no tanto que llegaban a superar los $50. En el medio, un cambio de recorridos de «Emergencia» que recortaba todas las frecuencias, donde lo más grave era la manera arbitraria, sin pasar por el Concejo, como exige el pliego. Si bien, la UESMA logró frenar el aumento, el cambio de frecuencias nunca se echo para atrás.

Sin aumento, a fin de año la empresa presentó una propuesta sobre el cambio de frecuencias que fue votada en el Concejo y aprobada como modificación temporaria. La misma tendría un vencimiento el 31 de marzo del corriente año. En el articulado de la ordenanza 12759/19 no mencionaba que debía haber un periodo antes de ponerla en marcha u otro requisito. De hecho, la empresa planteaba que era una búsqueda en pos de no generar un aumento. Al contrario de esto, hace unos días en un medio local, la empresa dijo que no iban a normalizar las frecuencias, hasta que no exista un aumento ¿Acaso es posible que la empresa tome estas decisiones arbitrarias?

Hablamos con Santiago Fernández, Concejal por el Frente de Todos, que desde el bloque del cual es parte hizo una presentación la semana pasada, instando al ejecutivo a tomar cartas en el asunto frente a las irregularidades que viene teniendo la empresa con respecto al pliego. Santiago nos decía: «Las irregularidades en el pliego vienen desde la gestión de Brunilda, donde el mismo ejecutivo reconocía las faltas graves que tenía la empresa desde el inicio del contrato. Lo que falta son las intenciones de generar sanciones y multas». Cuando consultamos sobre las medidas que se habían tomado en pos de esto, nos comentaba que desde la gestión anterior, de la mano de Rodolfo Manson (ex concejal de este bloque) y desde todo el Concejo se habían presentado notas al ejecutivo, quien había contestado que se estaban realizando los informes para tomar las acciones pertinentes.

Ante la ausencia en acciones concretas y multas, esta nueva presentación busca retomar este tema, agregando la última falta: el incumplimiento del cambio de recorridos. «No puede ser que una empresa, contratada por el municipio no cumpla y que el mismo municipio no haga nada. El año pasado se votó una ordenanza que fue consensuada por la empresa, yo no era concejal, pero participaba de las comisiones y participe de los espacios donde la empresa propuso eso como una solución, luego se voto y nunca la pusieron en funcionamiento. Al mes de votarla, salen por un medio diciendo que sin aumento no van a modificar, cuando eso nunca se planteo en el proyecto. No puede ser que ante una ordenanza, no se cumpla y no se haga nada en consecuencia» nos dijo Santiago.

Mientras tanto, las frecuencias no alcanzan, los colectivos se llenan y no solo en los horarios pico, hay menos horas extras, y una empresa que pareciera tener más poder que el ejecutivo municipal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here