Esta noche y el próximo viernes, se pone en escena AguaViva, una obra escrita por Carolina Balbi, hija de Osvaldo Balbi, detenido desaparecido en la última dictadura cívico-militar. La trama tiene mucho de autobiografía, narra un momento en la playa de Carolina y su hermana Fernanda, en donde juntas buscan entender su historia.

El elenco está compuesta por Claudia Lauscher y Silvina Ziegel, dirigidas por Celeste Contreras. Las entradas están disponibles para ser retiradas, de manera gratuita, en el Teatro San José, en donde se llevará adelante la obra.

AguaViva fue elegida por Teatro por la Identidad en 2002 y recorrió el mundo reconstruyendo Memoria.

Algunas palabras por Andrea Fato:

«Aguaviva es una obra que cual criptograma adentra al espectador en una apuesta que propone al inicio, ver o no ver.
Un cifrado, un guiño de ojo, un padre, cuerpos arrojados al mar quién sabe dónde, serán la clave para leer la obra.
En la inmensidad oceánica, otra pista, aguas vivas, aguas vivas que encierran en si memorias.
Otra apuesta, animarse a adentrarse en esa oceánica inmensidad donde lo vivo puede tocarte, puede arder, puede generar temor.
En su trama sutil, en esos divinos detalles, la obra deja al espectador en esa orilla, frente a la decisión de adentrarse o no, definiendo el borde donde transcurre la misma.
Sin embargo existe un margen, ver o no ver. Habrá quienes se atrevan a experimentar esas aguas, que no arden del todo, no duelen del todo, que vivas se posan sobre el cuerpo, vivificando la memoria.
Los que no, serán testigos del testimonio de una experiencia.
Una obra que transcurre a la vera del río, una obra que apuesta a no olvidar, a dejarse tomar por la memoria. «

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here