La zonal Sur de San Martín de los Andes emitió un comunicado en el que expresa el repudio por el despido de cinco profesionales que se desempeñaban en la Dirección General de Bosques. ATE relaciona estos despidos de “Planta Política” con el fallido intento del Ejecutivo neuquino de modificar la ley de Bosques y que gracias a la participación de las organizaciones no prosperó.

El secretario adjunto de ATE Zona Sur Fernando Surghi explica que el despido de técnicos del área de Bosques responde a una serie de medidas que desde hace seis años buscan desarticular un área tan sensible como es la de conocer, fiscalizar y planificar en torno a la ley de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos.

La Ley 2.780 de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos de Neuquén surge del artículo 6° de la Ley nacional 26.331 -de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos-. La conocida «ley de Bosques» permite establecer categorías representadas en colores (rojo, amarillo y verde) para advertir cuáles son las áreas que requieren mayor conservación y que no se pueden explotar.

Surghi aclara que desde ATE repudian los despidos al mismo tiempo que cuestionan la forma de contratacion de la planta política que históricamente queda sujeta a los cambios de gobierno algo que genera constante inestabilidad laboral en las trabajadoras y los trabajadores estatales. «Nuestra postura es que ningún trabajador o trabajadora debe estar en planta política más de dos años. Si a la planta política les sirvió tener a estos compañeros y compañeras por cuatro o seis años, ahora deben regularizar su situación.»

En relación a la ley que intentan debilitar, el Secretario Adjunto dice «Lo que hay que hacer con la Dirección de Bosques es fortalecerla, no echar a sus trabajadores y trabajadoras. Que ingresen los mejores profesionales: técnicos, administrativos y operarios pero por concurso; totalmente a contrapelo de cómo se vinieron manejando todo este tiempo.» Y agrega un dato no menor: «Lo que vemos es que las agencias del interior están cada vez más flacas y en Neuquén hay abogados haciendo carrera política usando la Direccion de Bosques pretendiendo llegar a cargos jerárquicos en la secretaría de energía.» Explica Surghi como ejemplo de un artilugio ya conocido en otras áreas del Estado y que representa un desafío para establecer mejores condiciones laborales y que el acceso al puesto se defina por profesionalismo no por oportunismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here