Escrita por Andres Archila.

Zarpamos?……, Están todes abordo?….. Vamonos?

Icemos la bandera pirata. Un dato curioso es que la “Jolly Roger” como era conocida la bandera negra con una calavera y huesos cruzados, no se usaba tan regularmente, era un instrumento para asustar potenciales víctimas a que entregaran su botín sin resistirse y de forma pacífica.

Aunque seguramente hablaremos de los piratas con mayor profundidad cuando sea su turno en nuestra historia, porque en las aguas del río Nilo, en el que nos habíamos quedado, el pueblo egipcio protagoniza nuestro relato. Habíamos visto como el nacimiento de esta gigantesca civilización, de cómo AMON RA creo todo y de su profunda relación con lo sexual; pero su relación no solo era profunda con los placeres, la relación que esta gente tenía con la muerte y con el mundo que venía después de ella se convertirá en la inspiración para las más misteriosas historias, maravillas del mundo antiguo y uno de los personajes más explotados del cine.

Como veremos a lo largo de la historia, el hábito de monopolizar e intervenir con poder militar es de todes. El territorio egipcio se extenderá a lo largo de las costas del Nilo, llegando a abarcar desde el delta que vierte en el mediterráneo, hasta las tierras de Sudán que son cruzadas por el río. Encontraremos una dinastía de nubios que vendrán desde esas tierras y serán conocidos como los faraones negros.

Dividido en dos grandes territorios el egipto bajo de la mitad que da al delta y el egipto alto. En un principio los dos reinos tenían su propio Faraón, cerca del año 3100 a.c, el rey Menes del Alto Egipto invadió el Bajo unificando los reinos e iniciando esa serie de 30 dinastías. La capital se instaló en memphis a mitad del territorio y se designó como primer Faraón, que se identificaba como un elegido de los dioses, dando leyes y perdones y, solo él o ella, tenía permitida la polygamia, ya que entre les demás existía un fuerte vinculo con la familia, la monogamia y la sexualidad en pareja.  Les faraones se rodearon de gente sabia y poderosa, los visires serían su manos derechas, y jefes de palacio y jefes de contaduría, ya que todas las mercancías del reino pasaban por su capital Memphys, donde eran redistribuidas y administradas por la dinastía de turno.

El desarrollo de las matemáticas, la geometría y la astronomía fueron fundamentales en su cultura y, con los conocimientos que tenían levantar una pirámide no fue complicado, lo complicado era sostener las cámaras internas sin que se viniera todo abajo. Las 3 principales representantes de las obsesiones piramidales de les egipcios son las pirámides ubicadas en Giza. Keops. Kefren y Mecerino, en orden de la más grande a la más pequeña. La primera es la de Keops, una inmensa estructura de más de 150 mt de altura, coronada con una punta de oro. 

Se dice que trabajaron más 100 mil hombres en su construcción, y aunque hay teorías de que las más de 2 millones de piedras fueron traídas desde zonas de cantera lejanas a Giza,  también hay nuevas teorías que proponen que se construyeron los bloques allí con una antigua técnica de encofrado.  La de Kefrén, hijo de Keops será más pequeña que la de su padre, aunque vista desde cierta perspectiva se ve más alta y, la de Mecerino, la más pequeña de las 3. Aun así, los lados de las tres pirámides de Giza estaban orientados astronómicamente de norte a sur y de este a oeste en una pequeña fracción de grado. Entre los intentos recientes​ para explicar este patrón, claramente deliberado, se plantea que la disposición de las pirámides es una representación de la constelación de Orión, pero no de la que vemos en el cielo hoy, si no  la posición  de la constelación de hace más de 4000 años. Todo está en movimiento, Todo.

Las pirámides eran tumbas para estos faraones, y para evitar robos o saqueos, creaban intrincados laberintos interiores, con puertas falsas y trampas mortales. El faraón, representado en el mito de osiris:

Osiris es un dios y rey mítico del Antiguo Egipto. Según la mitología fue el inventor de la agricultura y la religión. Su reinado fue beneficioso y civilizador. Murió ahogado en el Nilo, asesinado en una conspiración organizada por Seth, su hermano menor. A pesar del desmembramiento de su cuerpo, fue devuelto a la vida por el poder mágico de sus hermanas Isis y Neftis, que buscaron sus partes y las unieron envolviendolas en telas de lino.. El martirio de Osiris le sirvió para conquistar el mundo del más allá, donde se convirtió en juez soberano.

El faraón debía ser envuelto en telas de lino, y bañado en perfumes para conservar su cuerpo al cual volverá y llevará a la inmortalidad; y seguro habrán escuchado que era un proceso muy complejo, lo cierto es que los egipcios se especializaron en muchas ciencias, pero en la medicina se destacaron, hacían complejas cirugías, como traqueotomías, extirpaciones, circuncisiones, aunque el gran problema médico fue las caries, ya que la comida se llenaba de arena y los que llegaban a los 30, si es que llegaban, habían perdido muchos de sus dientes. Pero sin duda el proceso de extraer los órganos sin profanar el cuerpo del faraón, lo que se consideraba como pecado mortal. Se embalsamaba el cuerpo con Natrón para deshidratar el cuerpo, se les extraía el cerebro por la nariz y los intestinos, pulmones, hígado, corazón se retiran a través de un corte por los costados; estos órganos eran tratados y guardados en vasijas que se enterraban junto al faraón, el corazón era fundamental para el juicio de osiris, en el cual su corazón sería pesado en comparación a una pluma, debiendo ser más liviano y puro.  

De las primeras historias que cuenta el cine, por el contexto de Egiptomania que se estava viviendo, son las relacionadas con este mistico pueblo del nilo, poniendo mucho esfuerzo en como poder crear los escenarios impresionantes de estas narraciones.

En la Alemania de 1922, el director Enst Lubitsch nos cuenta la historia de “La mujer del faraón”

Das Weib des Pharao (La mujer del Faraón) – 1922

La devoción por una bella esclava provoca una guerra entre el faraón Amenes y el rey de Etiopía. Fue la película más espectacular que se había producido hasta entonces en Europa y utilizaba una impresionante reconstrucción de las pirámides, los templos, los desiertos e incluso el Nilo en los estudios alemanes Ufa.

Otro título que nos traslada a los tiempos de los egipcios es, Faraón (1966) de Polonia, dirigida por Jerzy Kawalerowicz, nos traslada a una espectacular epopeya, con un diseño de vestuario y escenografía, sorprendentemente precisos.

El viejo Faraon deja las cosas claras

Egipto se encuentra en una difícil coyuntura. Por una parte, los asirios amenazan con invadir el país y, por otra, el empobrecimiento del pueblo es cada vez mayor. Una vez proclamado faraón, el joven Ramsés XIII (faraón inexistente) decide poner remedio a esta situación sirviéndose de las riquezas de la casta sacerdotal, que concentra en sus manos el poder económico, religioso y, de hecho, también el político.

Faraon" / "Pharaoh" - trailer - YouTube
Pharaoh (1966) | MUBI

Sin tantos medios como las superproducciones americanas, Jerzy Kawalerowicz nos deja realismo y autenticidad. Te metes de lleno en la historia y te la crees. Imprescindible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here