El pasado viernes desde el Tábano Digital visitamos el Barrio Intercultural y charlamos con Juan Bustamante, Presidente de la Asociación Vecinos sin Techo y por una vivienda Digna, organización social que junto a la Comunidad Mapuche Curruhuinca formó el Barrio Intercultural, comunidad de cambio.

El 30 de noviembre del año 2011, el Senado de la Nación otorgó la media sanción que faltaba para que se aprobara el proyecto de ley N°26.725, que establece la restitución del Lote 27 a la Comunidad Mapuche  Curruhuinca y a su vez la cesión de aproximadamente 100 Ha para el desarrollo del Barrio Intercultural. Desde el 2012, cuando se comenzó a construir, el Barrio Intercultural ha sido posible gracias a la organización y el compromiso incansable de miles de vecinos y vecinas que padecían la falta de políticas públicas en materia de tierra y la vivienda, como pasa actualmente en nuestra localidad.

La demanda habitacional en San Martin de los Andes crece constantemente hace años, pero no cesa la esperanza de la vivienda propia y el Barrio Intercultural es un ejemplo.

Juan nos contó cómo fue parte de su proceso y cómo se encuentra actualmente:

“Hoy son 90 familias que viven actualmente en el barrio, haciendo realidad lo que fue un sueño. Fue un año muy difícil y habíamos arrancado con muchas expectativas: terminando el año 2019, teníamos las expectativas de retomar todo el avance del Lote 27 y también de la emergencia habitacional de San Martín de los Andes y del país. Todo esto se fue opacando por el tema de la pandemia.”

«A pesar de todo lo difícil que fue el gobierno de Macri, en el año 2018, instalamos una carpa negra en la plaza San Martín y eso permitió que la Secretaría de Vivienda y Hábitat de la Nación recibiera una delegación de vecinos, junto a la comunidad Curruhuinca, los Vecinos Sin Techo y la CTEP, donde tuvimos una reunión con el Secretario y logramos ese desembolso con el que encaramos un avance de 12 viviendas que tenemos en construcción con Vecinos Sin Techo y 7 viviendas de la comunidad, las cuales serían 19 viviendas en el marco de un convenio con Nación de 100 viviendas en total”.

“Con ese tercer desembolso, y si nos entregaran la actualización de costos de todos los desembolsos pasados, a valor histórico del 2015, tendríamos dinero suficiente para terminar el 50% de las viviendas que permitirían generar un 4to y 5to desembolso para lograr la finalización del convenio con Nación. Con eso tenemos muchas dificultades, a pesar de eso recibimos el tercer desembolso al valor de cada de vivienda de 560.000 pesos; esas mismas viviendas si nos hubiesen dado la actualización de costos ya las hubiésemos terminado».

«Hemos logrado, a través de gestiones de la comunidad, de Vecinos Sin Techo y el concejal Martín Rodríguez, llegar a Nación y por lo menos empezar a dialogar en la perspectiva de lograr la refinanciación del programa y concretar las viviendas, en el contexto de que el Barrio Intercultural tiene planificado: construir en ese área 250 viviendas en el marco de la emergencia habitacional y respetando lo que los vecinos y vecinas planificamos”.

Por qué 250 y no 1000

Juan hace referencia  a por qué los vecinos y vecinas del Barrio Intercultural decidieron hacer una planificación participativa y decidir que dentro de 71 hectáreas se iban a construir 250 viviendas, ”con una urbanización amigable con el medio ambiente, la cual respeta la mirada de los pueblos originarios y la biodiversidad. Se trata de vivir en un lugar ambientalmente sano y sustentable. Y en la relación que estamos estableciendo junto a la Comunidad Mapuche de un Barrio Intercultural es que se está construyendo este programa de viviendas donde las viviendas son un 50% para los vecinos de la Comunidad Mapuche Curruhuinca y el otro 50% para los vecinos no mapuches: parte de los Vecinos Sin Techo que están en el marco de la emergencia habitacional”.

Además Juan remarca la importancia de la participación, en cuanto al trabajo comunitario y la construcción de las viviendas. El barrio Intercultural, se ha construido en base del trabajo comunitario y participativo y a través de distintas cooperativas de trabajo integradas por vecinos y vecinas que iban a vivir en esas viviendas.

ENTREVISTA COMPLETA:

https://www.instagram.com/tv/CJzSz6Jp7oJ/?utm_source=ig_web_copy_link

Si bien la emergencia habitacional se ha declarado durante años, este año se ha incrementado o visibilizado mucho más la necesidad de la vivienda propia en nuestra localidad.  

Actualmente, en San Martín de los Andes se ha declarado la Emergencia Habitacional, estimando más de 3500 familias inscriptas en el Registro único de demanda habitacional y teniendo diferentes problemáticas en torno a la falta de la tierra y la vivienda, como lo fue el caso de Nadia Guerrero y las Familias Lara-Inostroza y Torres.

Se ha conformado por ordenanza el Concejo Asesor de Vivienda, el cual reúne diferentes actores políticos y sociales en la construcción de nuevas soluciones a la problemática y diferentes acciones que demuestren las concreción de estas políticas.

Nota relacionada:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here