800 son los abortos realizados en Junìn y San Martin de los Andes, entrevistamos a las compañeras de Socorristas en Red los Lagos y compartimos la entrevista con María Inés:


-¿Cómo nace socorristas en red los lagos?
Nuestra grupa nació a fines de 2012, a raíz de una visita que hiciera la colectiva feminista La Revuelta a nuestra localidad, para presentar su libro. Y estamos integradas por compañeras de Junín de los Andes y de San Martín de los Andes.

¿Qué es el socorrismo? ¿Qué es lo que la mayoría desconoce del socorrismo?
Las socorristas somos un grupo de feministas que nos hemos reunido y organizado para brindar información segura a las mujeres y personas con capacidad de gestar sobre el uso del Misoprostol. Acompañamos a esas personas que han decidido interrumpir sus embarazos porque los consideran inviables para su momento de vida.

¿Cuál es la relación con la salud pública en Junín de los Andes y en San Martín de los Andes?
Desde el inicio nos fuimos formando en los protocolos de la Organización Mundial de la Salud, y creciendo en experiencia y registro de nuestro propio hacer.
Nos interesa hablar de aborto siempre. Y lo hacemos en las escuelas a través de talleres, y en los hospitales de nuestras localidades. Tendemos puentes con el sector de salud pública porque difundimos el Protocolo ILE (Interrupción Legal del Embarazo). Este protocolo garantiza el acceso de toda persona con capacidad de gestar al aborto legal ya que tiene en cuenta las causales por las que una persona puede decidir abortar. La ILE se consigue en entrevista médica y el sistema de salud provee el Misoprostol o el Ameu (que es la aspiración manual) Siempre recomendamos leer este sencillo protocolo para construir la idea de derecho en torno al aborto. Es un tema de salud pública.
En nuestras entrevistas ofrecemos a las mujeres contactar con personal de salud pública para acceder a una ILE, o recibir nuestro acompañamiento.

Ya son mas de 800 acompañamientos ¿Cuál es la evaluación/ reflexión en este tiempo?
Para nosotras significa mucho haber sostenido todos estos años el socorrismo, haber estado al pie de la teta como decimos nosotras. Y a través de diversas intervenciones callejeras buscamos difundir el número, no sólo el nuestro sino los de toda la red. Cumplir 800 acompañamientos nos reafirma como grupa.
Las socorristas estamos en todo el país y nuestra página da cuenta de cómo hacerse un aborto con medicamentos y a qué número llamar según el lugar del país en el que te encuentres: socorristasenred.org


-¿Porqué es importante que visibilicemos la práctica del aborto?
Consideramos que el aborto siempre ha sido una opción para las mujeres, que lo seguirán usando aún poniendo en riesgo sus vidas como les pasó a tantas mujeres de los sectores más vulnerables de nuestra sociedad. De ahí nuestro afán en difundir el uso seguro del Misoprostol, y la gran revolución tecnológica que significó esta medicación, ya que nos permitió gestionar nuestros propios abortos, en nuestras casas. Las mujeres hemos conquistado esta herramienta, y con ella desafiamos lo que antes estaba en poder de la corporación médica heteropatriarcal.
Nuestro trabajo desde el 2014 ha sido registrado cuidadosamente en la única estadística que hay en Argentina sobre las personas que abortan. Es un trabajo minucioso, detallado, que cada una de nosotras sostiene en cada entrevista y que se vuelca una vez por año y se publican. De hecho le entregamos los datos a cada legislador durante el debate del 2018.

¿Qué le dirías a las pibas que están leyendo esta nota?
¡¡Estamos felices, convencidas que el aborto será ley!!. Nuestro activismo busca que cada mujer pueda decidir sobre su cuerpo.
Cada vez que salimos a las calles en nuestra localidad comprobamos el cariño que nos tienen quienes nos conocen, y en especial las pibas. Hemos sacado el aborto de la clandestinidad y estamos orgullosas de nuestro hacer.
Será Ley.
Les niñes también nos miran, nos dibujan, nos sonríen (la Sole nos dibujó).


“En el taller me di cuenta que no era la única. Y que todas teníamos edades distintas. Sentí alivio. Y ya no me dio vergüenza estar ahí” Mirta, 39 años.
“Mi pareja quería que lo tengamos igual, pero la maternidad no me la imponen más” Noemí, 32 años.
“No es la primera vez que aborto, y lo hago porque los métodos anticonceptivos no me funcionan” Adriana, 40 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here