Las docentes del Jardin N°63 de Cordones de Chapelco denunciaron, en un video, la falta de condiciones pedagógicas para que los docentes puedan brindarle una continuidad educativa a aquellxs alumnos y alumnas que no pueden seguir la cursada de manera virtual.

Hace pocos dias se licitó la obra del Jardin N°63, que aún espera su edificio pry 3 en el CDI «Aitue». Son 99 familias quienes asisten al jardín y muchas de ellas no tienen dispositivos móviles o Internet para seguir con la virtualidad educativa, es por eso que las docentes preparan material lúdico para que aquellxs alumnos y alumnas puedan tener una continuidad. Pero las condiciones actuales de las escuelas no lo permiten, ya sea por la falta de módulos escolares, de limpieza en las escuelas y de los insumos necesarios.

Cordones de Chapelco es un barrio con mas de 5 mil familias, donde la señal de celular e Internet es muy escasa o llega con mucha dificultad, es por eso la importancia de la creación de materiales educativos concretos y la entrega de módulos alimentarios para los niños y las niñas del Jardín resulta de suma importancia.

«Sí o sí necesitamos la escuela abierta, donde poder trabajar» expresó Natalia Marai, Directora del Jardín N° 63, en la mañana informativa de Fm Pocahullo:

Click Entrevista Directora del Jardin N°63 Natalia Marai

«Lo que pedimos es que las auxiliares de servicio puedan asistir a la escuela para limpiarlas, pero el gremio ATE piensa que no es así, o que solo pueden asistir cuando hay bolsones de alimentos, pero no los hay».

«Hay muchas compañeras que no cuentan con internet y si no tenemos una escuela limpia y desinfectada no es posible darle a los docentes un lugar donde realizar sus materiales y donde puedan acceder al wifi de la escuela».

Es por eso que exigen las gestiones necesarias para que se habilite al personal auxiliar para la limpieza y desinfección del establecimiento, para que las y los docentes puedan continuar con su labor educativa.

https://www.facebook.com/104314201721039/videos/979182006222986

Recordamos que durante el año 2020, el gremio docente ATEN realizó un relevamiento en las escuelas urbanas y rurales de nuestra ciudad, para dar cuenta del estado de abandono de los establecimientos educativos, que se pronunciaron aún más desde el comienzo de la pandemia. Dicho revelamiento fue presentado ante el Consejo Escolar, el municipio, y el Concejo Deliberante que, tiempo después, declaró la emergencia educativa en San Martín de los Andes. Esta Emergencia fue declarada para los ciclos lectivos 2020 y 2021 se centra en que se establezca como prioridad disponer de medios y recursos para dar solución a los problemas educativos existentes, profundizados por el contexto de pandemia: mantenimiento e infraestructura escolar, conectividad para estudiantes y docentes, cobertura total de horas y cargos, distribución en tiempo y forma de los módulos alimentarios. Sin embargo aún la realidad es otra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here