Ayer por la tarde el Movimiento de Trabajadores Excluidos hizo entrega de más de 200 bolsones de comida para los niños y adultos que asisten regularmente a los comedores, clubes y merenderos, ya que por el aislamiento obligatorio estos centros sociales han tendido que suspender sus actividades.

Los alimentos buscan ayudar a cubrir la necesidad nutricional de las familias cuya dificultad económica se verá aún más recrudecida por el aislamiento. Los trabajadores de la economía popular no cuentan con sueldos fijos, aguinaldos, vacaciones pagas, y la cuarentena impactará directamente en sus bolsillos.

Frente a este escenario, el MTE local repartió bolsones para colaborar en la nutrición de las familias durante el aislamiento. Comer no puede ser un privilegio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here