Ya pasaron nueve días desde que una vecina decidió ocupar una vivienda en chacra 32, en donde funcionaba un culto del “Instituto Bíblico Cristianos de Berea” . Esta situación puso nuevamente sobre la mesa la realidad de cientos de familias de nuestra localidad.

Ayer, miércoles 29 de julio, por la mañana una multisectorial de organizaciones y vecines sin vivienda se autoconvocó a las afueras del municipio local. Allí fueron recibidos por un grupo de funcionarios entre los que estaban:el intendente Carlos Saloniti, el secretario de Gobierno Marcelo Sánchez; el secretario de Vivienda Marcelo Alveal; el secretario de Turismo Alejandro Apoaolaza; el de Obras y Servicios Públicos Alfredo Muñoz y de Desarrollo Social y Derechos Humanos, Natalia Vita.

Finalmente, luego de más de una hora de reunión, se logró un acta en la que el municipio se comprometió a reactivar el relevamiento de viviendas sociales desocupadas. Asimismo se comprometió a continuar con proyectos de compra de tierras y brindar una ayuda económica, ya comprometida por Desarrollo Social, a Nadia y su familia, hasta que pueda solucionar su situación de manera definitiva.

Nadia: Once años de espera

Crónica en base a entrevista a Nadia en Chacra 32 -27/07/20

Nadia Guerrero decidió el miércoles 22 de julio ocupar una vivienda en el barrio chacra 32. Tiene dos hijes a su cargo y trabaja en el rubro de gastronomía y hotelería como empleada de temporada.

En 2009 se anotó en un plan de vivienda y denuncia que por no hacer campaña política la echaron del MTD (Movimiento Techo Digno).

El viernes 24 de julio un grupo de hombres llegó a la casa, en una camioneta blanca, a «predicar la palabra de dios» y a interpelar a Nadia preguntándole «¿Cómo pudiste hacer esto?». A Nadia le sonó el celular y, mientras atendía, uno de esos hombres comenzó a revolear un palo para romper la ventana, mientras el otro ingresaba a la casa. Ambos son integrantes de la «Iglesia Cristiana Berea» y les pegaron a Nadia y a sus hijos.

Nadia alquilaba en el barrio Arenal, tenia problemas en el alquiler y sostiene que no se respetaron sus derechos como inquilina. El abogado que la defendía la bloqueó del celular y le llegó una cédula de notificación de desalojo.

Cuando acudió al municipio, Marcelo Alveal le dijo que no podían darle una solución inmediata. Le escribió a Marcelo Sampablo y también se comunicó con Carlos Salonitti. Llegó la pandemia, sin trabajo, con hostigamiento por parte de la dueña del alquiler, sin servicios y sin plata, Nadia definió ocupar la casa en la que se encuentra junto a sus hijes.

«Esto es un reclamo, yo necesito una vivienda. Ahora más que nada necesito seguridad», afirma Nadia, mientras conversa con El Tábano.

Acta del Miércoles 29 de Julio de 2020

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here