En nuestra localidad uno de los oficios es el diseño independiente, que tiene en esta época su «temporada alta». Dentro de los múltiples rubros afectados y que hoy tiene que reinventarse una nueva manera de comercializar se encuentran este tipo de emprendedores locales. Desde El Tábano Digital conversamos con Mape Diez diseñadora de «La Chamana», con Andrea Valdivia diseñadora de «Plum tejidos» y Valeria Ferrucci Loran diseñadora de «Agüita Panela».

Tres diseñadoras que crean sus trabajos en nuestra ciudad y que en este contexto se inventan nuevas formas de venta y distribución, se acomodan ante una cotidianidad inusual y siguen apostando a crear y producir desde su lugar.

Mape Diez diseñadora de «La Chamana»

¿Sos de San Martín de los andes?
Si

¿Hace cuanto tiempo te dedicas al diseño independiente?
Empecé de adolescente a trabajar independiente, de artesana en la feria de la ciudad de La Plata cuando me fui a estudiar Bellas Artes. Luego en 2001 deje la carrera. Hice un verano de feria acá en la plaza con una línea de accesorios de Diseño y me fui a BS.AS a estudiar Diseño de Modas.
Desde que di mis primeros pasos fui y elegí ser independiente.

¿Cómo era tu modalidad de ventas, antes de la pandemia?
Vendía por mayor a todo el país. A locales de Diseño o a revendedoras que tienen su cartera de clientes en pueblitos.

¿Cómo estás viviendo este contexto?
Lo viví en etapas. Primero mucha angustia, sentía que todo se iba de las manos. Tenía hasta el último peso invertido en materia prima para los fines de semana largos. Trabajo mucho con lugares turísticos con mi línea de accesorios de invierno.
Después de ver mis rollos de tela en el Taller que tengo atrás de casa, decidí probar con esa tela hacer los tapabocas. Acá aún no se usaban. Tenía amigas que por experiencias en otros países me decían que haga Ya.
Hacerlos me generaba sentimientos encontrados, hasta que vi que lo que se recomendaba era el tapaboca casero y que cualquiera podía tenerlo haciéndolo con una remera vieja, ahí la cabeza me hizo un click y medio jugando salió el primer tapaboca. Lo publique en redes y justo al otro día salió en decreto provincial. Me explotaron los mensajes literalmente de pedidos y pase 3 semanas de la cuarentena confeccionándolos. Desde ahí no paro de trabajar, no sólo con los tapaboca, ahora que pasó el furor los hago haciendo juego con guantes, cuello y gorro.
Obviamente no estoy al nivel de ventas que tenía antes. Pero va levantando. Aprendí y sume nuevas forma de venta que cuando esto arranque van a quedar y será un canal más.

¿Recurriste a recursos nuevos?
Si, nunca tuve que ser más creativa. En todos los sentidos.
Saque una tienda Nube. Empecé a vender por menor y pude encarar esa venta directa.

¿Sentís que de parte del Estado debería existir una ayuda para ustedes como diseñadores independientes?
Yo siento que el Estado está intentando cuidarnos a todxs. Esto no nos pasa a unxs o a otrxs, nos pasa a todxs y vamos a salir todxs juntxs. Si no entendemos eso creo que estamos mal. Tenemos que salir con más fortaleza y unidxs.
En mi caso, saque el crédito a tasa cero, no digo que es la solución, pero si lo usamos de forma inteligente y creativa puede ser una buena base. Personalmente lo usé para comprar la materia prima de primavera, y con eso ir levantándome de a poco, esforzándome mucho. Creo que es un buen momento para hacer Red, vincularnos entre emprendedores, de ayudarnos, apuntalarnos y nutrirnos, de compartir nuestras experiencias para salir más fuertes a hacer juntxs esta nueva realidad.

Andrea Valdivia diseñadora en «Plum Tejidos»

¿Sos de San Martín de los andes?
Si.

¿Hace cuanto tiempo te dedicas al diseño independiente?
Ya hace 8 años que tengo mi marca de tejidos de diseño independiente, pero como trabajo full time desde hace 6 años aproximadamente, antes tenía otro trabajo en relación de dependencia además del diseño.

¿Cómo era tu modalidad de ventas, antes de la pandemia?

Antes de la pandemia tenía tres modalidades de venta, la más importante por el volumen, la mayorista, vendemos nuestros diseños a varios locales en distintos puntos del país, en nuestro local que abrimos hace un año casi, y la venta a través de nuestra tienda online.
Durante la pandemia se cayó todo lo mayorista, y obviamente, la venta en el local. Ahora que podemos abrir el local, tampoco hay mucho tráfico la verdad y los mayoristas de a poquito van re apareciendo, haciendo pedidos chiquitos ya que la venta ha caído bastante en todos lados. Por otro lado, la venta en nuestra tienda online está yendo bien, vale aclarar que nuestra tienda y el trabajo y experiencia en generar tráfico hacia ella viene desde hace cuatro años.

¿Cómo estás viviendo este contexto?

Con mucha preocupación, sobre todo por lo que va a pasar el resto del año ya que nosotrxs en este momento estamos trabajando pero al 30% de lo que se debería trabajar en esta época del año, que para nosotrxs es temporada alta. Lo que podamos trabajar ahora es el ahorro que se genera para enfrentar los gastos de producción de próximas colecciones, gastos de mantenimiento del local, y obviamente los gastos de nuestra familia casi todo el año ya que después del invierno la venta de prendas tejidas baja considerablemente. Además ya veníamos un poco golpeadxs del año pasado, que fuera del verano que tuvo un repunte por el turismo, fue un año flojo en ventas en general

¿Recurriste a recursos nuevos?
Siempre estoy tratando de aprender cosas nuevas, sobre todo en el área de marketing orientado sobre todo al comercio electrónico, ya lo vengo haciendo hace unos años pero es algo que siempre está cambiando.
Por otro lado, recurro mucho al optimismo desde el diseño, tratando de dar lo mejor de mí, esforzándome por crear las cosas más lindas que pueda para compensar lo difícil que es el resto de la situación.

¿Sentís que de parte del Estado debería existir una ayuda para ustedes como diseñadores independientes?
Como en todos los sectores, creo que si el estado debería estar más presente.

¿La hubo?
Puntualmente para diseñadores, que yo sepa no, no me llegó ninguna información al respecto. Algunos pudimos acceder a créditos a tasa cero, que son para monotributistas en general, no tiene que ver específicamente con el diseño, pero el ambiente del diseño independiente es muy diverso, y no todos pueden calificar para ese crédito.
Tal vez podrían haber más herramientas de capacitación sobre venta online, o espacios físicos donde se pueda vender rotando las personas que atiendan para respetar las normativas sanitarias, o posibilidad de que gobiernos regionales a nivel municipio, provincia, puedan generar espacios virtuales colectivos de venta, por nombrar alguna idea que se me ocurre. Yo por mi lado he estado ayudando a un montón de colegas con preguntas de todo tipo sobre venta online, plataformas de pago, métodos de envío, etc., asesorando sobre plataformas de venta que conozco (Tienda Nube, Empretienda, Mercado Libre, por ejemplo) sin cargo, por supuesto, pero la verdad no me da el tiempo, alguien en el estado seguramente podría abrir una cuenta en redes para tratar de asesorar emprendimientos sin cargo, un poco de coaching sobre cuestiones puntuales.

Valeria Ferrucci Loran diseñadora en «Aguita Panela»

¿Sos de San Martín de los andes? Soy de Bs As pero vivo en San Martin desde el 2008.

¿Hace cuanto tiempo te dedicas al diseño independiente?

Hace diez años tengo mi emprendimiento textil que se llama Aguita Panela, pero siempre fue paralelo a otros trabajos. Desde hace dos años más o menos este mi trabajo, mi sustento. También soy instructora de Taichichuan y agradezco poder dedicarme a estas dos pasiones, vivir de manera autogestiva haciendo lo que más me gusta y me hace feliz.

¿Cómo era tu modalidad de ventas, antes de la pandemia?

Hago ventas por menor y por mayor, a locales de indumentaria, en San Martin de los Andes y en el resto del país y también participo en ferias y en redes sociales.

¿Cómo estás viviendo este contexto?

 A raíz de la pandemia tuve que reinventarme como le ha pasado a tantas personas y buscar la vuelta para «sobrevivir» ante esta situación, ya que al no tener un ingreso fijo, todo es más complicado.

¿Recurriste a recursos nuevos?

Estuve haciendo rebajas en las prendas, confeccionando tapabocas, haciendo mucha publicidad para generar más ventas. Por suerte tengo un circulo de amigas, mujeres, que siempre están cuando se las necesita y se abrió una red hermosa de solidaridad, ya sea compartiendo mis publicaciones, comprando productos, o enviando palabras de aliento y amor, eso también es súper importante. En estos momentos tan complicados es cuando empiezan a «desnudarse las almas» y cada quien brinda lo que tiene en su corazón. Por eso agradezco enormemente a cada persona que se solidarizó conmigo y me brindó su apoyo para que pudiera continuar.

¿Sentís que de parte del Estado debería existir una ayuda para ustedes como diseñadores independientes? 

Me parece que el Estado debería responder ante la situación de emergencia que estamos atravesando con la ayuda a los sectores más vulnerables.

Algunas de las creaciones de estas tres diseñadoras

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here