A un año de las revueltas populares, este domingo se llevó a cabo el plebiscito que definió la redacción de una nueva Constitución, que remplazará la vigente, elaborada durante la dictadura de Pinochet y con leves modificaciones durante el período democrático.

La consulta vinculante de participación voluntaria (el voto en Chile no es obligatorio) proponía dos opciones iniciales: “Apruebo” o “Rechazo” la redacción de una nueva Constitución. El 78% votó por la positiva y el 21% rechazó la iniciativa. La segunda pregunta se refería a quiénes la redactarían: una “convención constitucional mixta” de 172 personas donde la mitad de sus integrantes surgiría de la elección popular y la otra parte integrada por legisladores y legisladoras cuya elección sería interna ó “Constitucional” integrada por 155 personas elegidas en su totalidad por la ciudadanía. El 79% votó por la segunda opción.

La elección duró 12 horas y transcurrió con comunas repletas de carabineros, un escenario que no logró intimidar a una masiva e histórica concurrencia que superó largas filas para poder votar. Hasta el momento y según datos oficiales, se sabe que participó el 50% del padrón electoral que abarca 14,7 millones de personas (incluyendo a residentes en el extranjero y personas que residen en Chile desde hace cinco años) de los 18 millones de habitantes.

Este plebiscito es el resultado de la lucha popular para torcer la historia marcada por un modelo neoliberal injusto y opresivo perpetuado durante los últimos treinta años, aun así deja algunos cuestionamientos:

-La mayoría de los partidos políticos negociaron para alcanzar un “Acuerdo Por La Paz Social y la Nueva Constitución” y desactivar el estallido social. Esto no forma parte de lo que el pueblo exigió: una Asamblea Constituyente cuya organización y definición es soberana en su totalidad.

-Personas menores de 18 años quedaron excluidas de la votación del plebiscito.

– Para la convención no se reservaron lugares para representantes de pueblos originarios.  Dirigentes sindicales o sociales deberán renunciar a sus cargos para poder participar.

-La convención elegida no puede “afectar las competencias y atribuciones de los demás órganos y poderes del Estado” y no podrá intervenir sobre tratados internacionales cuya decisión depende del Ejecutivo. De este modo no tiene facultades para tratar temas clave como la nacionalización de los recursos estratégicos.

-Los cambios podrán ser vetados por una minoría parlamentaria.

-Una vez que finalice la redacción, la Constitución deberá ser aprobada mediante votación que está vez será obligatoria.

El órgano constituyente integrado equitativamente por varones y mujeres, será elegido el 11 de abril de 2021 durante las elecciones gubernamentales. Tendrán 9 meses para redactar la nueva Constitución con una prórroga de 3 meses más si es necesario.

Festejos en la Plaza de la Dignidad

El origen del plebiscito

Este plebiscito es el resultado de un reclamo popular iniciado en octubre de 2019 por estudiantes secundarios que se oponían al aumento del boleto de transporte bajo la consigna “No son 30 pesos son 30 años” en relación a las tres décadas marcadas por servicios básicos privatizados, grandes brechas económicas y desigualdad social.

El levantamiento popular en las calles y en las plazas le exigía al gobierno chileno un cambio profundo en su política económica y social. La respuesta del estado fue reprimir las protestas con violencia: golpes, torturas, vejaciones, detenciones ilegales y mutilaciones. Cuando el gobierno de Sebastián Piñera advirtió que su represión era contra restada  con más organización popular, decidió canalizar los reclamos por los carriles de la política tradicional organizando este referéndum en el marco del “Acuerdo Por La Paz Social y la Nueva Constitución” previsto para abril de este año y que se reprogramó a causa de la pandemia.

El pueblo de Chile despertó y decidió. Como hace un año atrás, llenó las plazas para celebrar pero también para exigir justicia por las violaciones a los derechos humanos durante el estallido del 2019 y pedir por la liberación de personas detenidas en ese momento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here