El Ejecutivo local y la Comisión de Padres se reunieron para establecer los tiempos de finalización de trabajos en las inmediaciones al nuevo edificio. Las frecuencias de los colectivos también fueron tratadas entre las partes.

En la mañana de ayer, la Comisión de Padres por el edificio propio de la EPET XXI y el Ejecutivo de San Martín de los Andes se reunieron en el Salón Municipal para establecer tiempo para terminar de las obras en torno al nuevo edificio de la escuela técnica. De la misma también participaron el Secretario de Gobierno, Marcelo Sánchez; la Secretaria de Educación, Flavia Bustos; el Secretario de Obras Públicas, Alfredo Muñoz; Sandra Tous, Directora del Distrito Escolar IX; Concejales e integrantes del Consejo de la Comunidad para la niñez, adolescencia y familia (Coconaf).

“La reunión se basó prácticamente en la finalización de las obras complementarias al nuevo edificio. Nosotros planteamos la necesidad de que se terminen el tendido eléctrico para la iluminación de todo el acceso, la construcción de una bicisenda y de un camino peatonal en la ruta 48 y en la calle Perito Moreno. Además, se planteó que las frecuencias de colectivos que se publicaron días atrás tienen falencias y serían revisadas en una nueva reunión”, comentó Marcos Gosso, integrante de la Comisión de padres de la EPET 21.

“El edificio nuevo ya está funcionando, están rindiendo exámenes ahí. La mudanza ya casi esta lista, solamente falta equipar un taller y solucionar algunos detalles de la construcción. Pero hoy hicimos hincapié en que se terminen las obras en los alrededores. Se amplió la ruta de acceso a la escuela para poder hacer la bicisenda, pero lo ideal sería que a esta altura estén terminando y para eso falta un tiempo”, relató Gosso.

“La reunión fue muy buena. Nos fuimos con una sensación de que se está trabajando, más allá de que ninguno de los puntos que exigimos está listo. Pero nos dieron plazos para terminar lo que falta”, explicó el representante de los padres y continuó: “El tema de la frecuencia de los colectivos es el más complejo porque requiere de una solución integral para toda la ciudad. Hay que coordinar entre la escuela, los padres, el Barrio Intercultural, la empresa y la municipalidad para obtener una frecuencia acorde a los horarios de entradas y salidas del colegio. Para eso se va armar una comisión entre todos los interesados. Según el Municipio es factible modificar las frecuencias, pero no es algo que se dé ya”.

Con respecto a los plazos prometidos por el Ejecutivo local, Marcos Gosso detalló que “el tema iluminación sería el primero a cumplirse. En un lapso de tres semanas EPEN terminarían de colocar los postes y de instalar los artefactos. También nos dijeron que en 15 días se arreglaría el camino de acceso y la entrada a la escuela. Están trabajando en la construcción de la ciclovía y una senda peatonal. Ya está demarcado en la parte de la ruta 48, pero no sobre Perito Moreno. La idea es que entre la rotonda y Villa Piren se hagan veredas. Además, se proyecta una rotonda o dársena de giro sobre la ruta y el acceso a la escuela, mientras tanto estarán los ordenadores de tránsito o la policía”.

“Quizás esto se hubiese terminado antes, pero el año pasado faltó decisión política. Las obras que faltan sería ideal que antes de abril estén listas para que todos los que vayan a la escuela tengan un acceso seguro”, finalizó el referente de Comisión de Padres por el edificio propio de la EPET XXI.

Foto: Mirta Rogazewski

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here