El sector de hotelería, gastronomía y turismo fue uno de los primeros que concretó el acuerdo, sin embargo, en San Martín de los Andes crecen los reclamos por falta de pago de los salarios y denuncian presiones por parte de los empleadores para firmar acuerdos extra oficiales.

Días atrás el Ministerio de Trabajo oficializó el acuerdo entre la CGT y UIA en el que se permite aplicar una rebaja de hasta el 25 por ciento del salario neto de trabajadoras y trabajadores suspendidos a raíz de la cuarentena, amparados en el artículo 223 bis de la Ley 20.744 que contempla la “falta o disminución de trabajo, no imputables al empleador, o fuerza mayor debidamente comprobada.”  A la resolución adhirió, a nivel nacional, el sector de hotelería y gastronomía mientras que Comercio ya presentó un acuerdo preliminar con el mismo recorte pero aún no fue firmado por las partes.

Para conocer más detalles, hablamos con el secretario general de UTHGRA seccional Bariloche, Nelson Rasini quien aseguró que este convenio intenta salvar los puestos laborales: “Nadie va a ganar con esta situación. Si el trabajador no tiene ingresos no puede cumplir con sus compromisos ni pagar impuestos para que el Estado pueda recaudar.”

¿Qué se acordó y bajo qué condiciones?

El convenio rige por el plazo de sesenta (60) días a partir del día 1° de abril del 2020 hasta el 31 de mayo de 2020 para el personal incluido en el Convenio Colectivo de Trabajo Nro 389/04.

El personal suspendido percibirá una prestación no remunerativa del 75%. El empleador debe tramitar el 50% de ése sueldo ante el Gobierno Nacional con lo cual solo debe hacerse cargo del 25% restante.

Adicionales Zonales se incluirán a la remuneración bruta conforme el Salario Básico de convenio de cada categoría profesional.

Si bien el Gobierno Nacional anunció un subsidio para cubrir casi un 50 por ciento de los salarios del sector privado (con un máximo de 33.500 pesos), suspendió las contribuciones patronales, pospuso el pago de impuestos y otorgó préstamos con tasa diferencial para las empresas afectadas, al sector privado parece no alcanzarle: Estamos tratando de solucionar un conflicto que existe con el Hotel Plaza, empresa que adeuda una parte de los sueldos de marzo (que se perciben en abril) al total de sus trabajadores y trabajadoras”. Son alrededor de 50 familias que dependen de este ingreso. “La empresa -dice Rasini- no responde a los llamados que hacemos y por esta situación que vivimos no podemos movilizarnos para reclamar personalmente como ya lo hemos hecho pero reiteramos nuestro compromiso para acompañar a los trabajadores y las trabajadoras.” El Secretario General se mostró preocupado por la falta de pago de los haberes y por la presión que ejercen algunos empleadores proponiendo convenios no homologados.

Por otro lado, Rasini adelantó que esta semana esperan novedades favorables para trabajadores y trabajadoras que tienen un convenio temporal  y que por ese modo de contratación quedaron afuera del Ingreso Familiar de Emergencia de $10.000. En Bariloche son 2500 personas en esta situación mientras que entre San Martín y Junín de los Andes suman 300.  

En nuestra localidad, el turismo es una de las actividades económicas principales no solo para el sector formal de hotelería y gastronomía, también genera otras fuentes de trabajo como la venta ambulante, artistas que ofrecen su arte en restaurantes y espacios públicos y recreación, entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here