Luego de la última conferencia de prensa el Gobernador Omar Gutiérrez cosechó el rechazo a sus elogios para los pastores religiosos. Aparte de la carta abierta del colegio de Psicólogos de Neuquén, también el Órgano de revisión de salud mental y adicciones expresó su disconformidad con las afirmaciones del Gobernador, entre las que se destaca la siguiente: «los pastores religiosos son quienes se ocupan del acompañamiento psíquico de las personas».

La conferencia anterior, también realizada en la casa de gobierno, el mayor apartado (en tiempo) fueron agradecimiento a clubes por suspender actividades y cuidar a la población. Pensando en lo estrictamente comunicacional: ¿qué lleva a un gobernador a utilizar más tiempo en elogios que en anuncios concretos?

Lo sucedido en esta última conferencia, en donde el foco terminó siendo la serie de elogios a pastores religiosos, y el objetivo, suponemos, era anunciar la extensión de las restricciones, nos permite evidenciar los niveles de desconocimiento de Omar Gutiérrez o, como bien lo dijo María Eugenia Lizola, Secretaria Ejecutiva del Órgano de Revisión de Salud Mental y Adicciones de Neuquén, en entrevista en la FM Che que, «Uno dice lo que tiene en la cabeza».

Sumando a la lista de «Discursos en vivo», el día después del femicidio de Guadalupe Curual en Villa la Angostura le escuchamos decir al Gobernador, en Tromen, frente autoridades provinciales y nacionales, «Quiero pedir un aplauso para Guadalupe», en una suerte de intento de «homenaje» o «reconocimiento», suponemos.

¿Porqué es importante no dejar de analizar las afirmaciones del gobernador?

Afirmaciones como las últimas de Omar Gutiérrez invisibilizan un trabajo enorme, sobre todo del personal de salud y específicamente de las áreas de salud mental en toda la provincia, que son, además, las áreas que siempre quedan para el final. También se invisibiliza a muchos otros espacios que abordan la contención en una sociedad en la que derechos fundamentales son vulnerados, las desigualdades estructurales son cada vez más evidentes y, sin escarbar tanto, podemos dar cuenta de que tienen origen en el vaciamiento sistemático que se viene haciendo desde los gobiernos provinciales en salud, educación y hábitat en toda la provincia.

Pronunciamientos del Colegio de Psicólogos y del Órgano de Revisión de Salud Mental y Adicciones de Neuquén

Desde el órgano de revisión de salud mental y adicciones, creado en cumplimiento de la ley nacional 26.657 de 2010, también repudiaron los dichos. La secretaria ejecutiva, María Eugenia Lizola, en una carta dirigida al gobernador indicó que «son los equipos profesionales de los hospitales clínicas y sanatorios quienes afrontan esta tarea», en referencia a la acción de «contrarrestar los efectos en la salud mental de este virus».

Y agregó que «para la atención de las problemáticas mencionadas con impacto en la salud mental en nuestra provincia, se observa como necesario el incremento del presupuesto dedicado a la salud mental, que según ley debiera alcanzar el 10% del presupuesto en salud».

Entrevistada por Fm Che concluyó que «Uno dice lo que tiene en la cabeza».

Desde el Colegio de Psicólogos de Neuquén emitieron un comunicado y se pronunciaron desde otros espacios como SIPROSAPRUNE y Trabajadores de Salud Mental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here