En diálogo con El Tábano Digital, la coordinadora del programa educativo “Separar SIRVe” Maira Montenegro, relata el trabajo que realiza en las escuelas y jardines de infantes para concientizar sobre la importancia de la separación de residuos para poder reducir la cantidad de basura desechada, aprender a reutilizar y reciclar.

ETD.: ¿Cómo surge el proyecto para aplicar en las escuelas y cómo se construyo el programa para generar la atención en los distintos niveles educativos?

M.M.:El proyecto surge enero de 2019 a pedido de la Intendente Brunilda Rebolledo que le encarga a la secretaria de Cultura y Educación Patricia Astesiano que realice un programa para concientizar a la comunidad desde el marco de la educación.

El proyecto se lleva a cabo en tres etapas: la primera fue durante el mes de febrero cuando se redactó el proyecto y se contrataron a diez promotores para recorrer los barrios yendo casa por casa, concientizar, recolectar datos y convocar a vecinos interesados en ser voluntarios para visitar comercios de su zona para compartir lo que aprendieron. Esta etapa concluyó en el mes de junio por cuestiones climáticas.

La segunda etapa comenzó en el mes de mayo donde fui contratada. Mi profesión es Guía de Turismo, me especializo en el área de comunicación y mi labor fue llevar el mensaje de separación de residuos y difundir el programa en los tres niveles educativos principales Jardines de Infantes, Nivel Inicial y Medio principalmente, luego llegué al nivel terciario e universitario.

En un primer momento nos reunimos a diario con Patricia Astesiano para trabajar en el tema concientización y difusión, también me invitó a un curso de educación ambiental, luego investigué por mi parte y  comencé  a trabajar. Primero visitando a los cuerpos directivos, luego estos me dieron espacio para llegar a las jornadas docentes, y posteriormente  empecé a trabajar con ellos en las aulas. 

Para los primeros grados y  jardines de infantes necesitaba captar la atención por más tiempo y es aquí donde creo un personaje llamado Súper Chica Recicladora, después voy adaptando las charlas a los diferentes públicos.

Los objetivos del programa son:

  • Promover la sensibilizad ciudadana, el compromiso social y el consumo responsable mediante la participación en el Programa.
  • Generar el cambio cultural que implica involucrarse con el problema y en la búsqueda de soluciones.
  • Articular con otras instituciones, organizaciones locales y regionales para conformar una red de trabajo que potencie y refuerce las acciones comunitarias.

Siendo conscientes de que las acciones que se realicen en el presente se convertirán en hábitos en el futuro por eso son objetivos a largo plazo. Transmitir a la comunidad un paradigma educacional de separación de residuos para generar buenos hábitos a futuro en armonía con el medio. Este objetivo también implicaría  disminuir los residuos húmedos enviados a Alicura.

ETD.: ¿Cómo sentís que lo recibe la comunidad, en especial las y los estudiantes?

M.M.: Las escuelas en general trabajan estos temas ambientales, cada docente trabaja de diferente manera y elige una temática particular. Visité más de 25 instituciones en este tiempo, todas de alguna manera trabajan el tema, desde el arte, con  juegos, juguetes y trajes reciclados. Para  construcción o reducción hacen eco ladrillos, separación de residuos en los grados, en música trabajan con canciones de concientización, en el área de comunicación con videos, spot, en ciencias naturales compostaje, huertas, invernaderos y en las ciencias sociales desde proyectos de comunicación y hasta cómputos y estadísticas. Me encontré gratamente sorprendida y además tuve que adaptar el mensaje a lo que las docentes querían trabajar en las aulas.

Una muestra de las producciones que realizan las y los docentes es el spot que compartimos a continuación con las voces de las niñas y los niños del Jardín N° 43, coordinado la maestra Lorna Taylor

ETD.: ¿Qué aspectos de la temática son los que más tenés que reforzar?
M.M.: La comunidad escolar varias cosas tienen en claro y otras no, como por ejemplo la separación en secos y húmedos, encontré varias dudas que no permiten una separación eficiente, pero había materiales de conflicto, como por ejemplo la botella de aceite, las pilas, los artefactos grande, los aerosoles, trapo o ropa inutilizable, entre otros. Estos elementos van al punto verde SIRVe.
Otra preocupación que note en los docentes y alumnos es que los chicos reutilizan mucho las botella de plástico de un solo uso (llamadas PET 1) y estas tienen un polietileno que son moléculas toxicas cancerigenas que se desprenden o  degradan muy rápidamente con la luz solar y esas moléculas ingresan al líquido que se consume. Por eso decimos que se deben utilizar botellas de vidrio o aluminio para bebidas y una clasificación de plástico especial (clasificación 4 o 5) mientras que las botellas plásticas se recomienda reciclar como eco ladrillos o desechar en SIRVe.

Calculando una población de casi 40.000 habitantes en San Martín de los Andes. El 35% de nuestra población separa los residuos. Pero de este porcentaje, el 15% lo hace mal, no los lleva al punto verde, o no los enjuaga y seca, los deja con contenido que se pudre. Pero hay un 20 % de la población que lo hace excelente, los enjuaga los seca y los lleva al punto verde asegurándose de esa manera que llegue al SIRVe, este porcentaje equivale a 8.000 personas. Acá hay un tema de educación de fondo y de desinformación  porque legalmente somos responsables de nuestros residuos hasta que lleguen al destino final.

ETD.: Dada tu experiencia ¿Qué recomendaciones podés dar para una separación de residuos correcta?

M.M. En general cada persona produce un kilogramo de residuo por día, quizás mi sugerencia suene repetitiva pero seria, separar bien los residuos en tres para que esta sea efectiva y se reduzca a la menor cantidad para llevar a Alicura: los secos enjuagados y secos desechados al punto verde; guardar los desechos húmedos orgánicos sin condimentar, para compostera propia o comunitaria; el resto que sería la real “basura domiciliaria” sacarla para la recolección que termina en Alicura.
En lo personal yo creo que hacer más rellenos sanitarios solo son soluciones momentáneas, la verdadera solución real a este problema es la educación que te lleva a la toma de conciencia y que llevaría a que cada familia se haga cargo de sus residuos e intentar reducir al mínimo lo que desecha, se vería reflejado en la velocidad en que se llenan los rellenos sanitarios. Por otra parte la falta de alguna resolución que prohíba la venta de recipientes, envoltorios  o  materiales de un solo uso a nivel local y que se promueva el uso de materiales biodegradables, estas medidas ayudarían a que se prohibiera la venta masiva de plástico y sus derivados y en caso contrario aplicar una multa. Otra medida que puede ayudar es hacer composteras y huertas comunitarias para los orgánicos. Una buena gestión que copie modelos exitosos en otros lugares sería empezar a dar soluciones de raíz.

ETD.: ¿Este programa tiene continuidad para el año 2020?

M.M.: Honestamente aun no sé qué sucederá en el cambio de gestión, ya que mi  contrato termina el mes próximo, me encantaría continuar trabajando en esta tarea y me encuentro a disposición pero dependemos de la importancia que le de a este programa la nueva gestión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here