La comunidad educativa de la escuela 116 se presentó esta mañana en el Concejo Deliberante para manifestar su reclamo por la falta de medidas de seguridad que impiden la instalación de gas y el comienzo de clases que debió ser en febrero.

En diálogo con FM Pocahullo, uno de los docentes expresó que la presencia en el recinto es la medida que decidieron después de agotar todos los pasos previos como acudir al Consejo Provincial de Educación y al Distrito Escolar.

«Nos sentimos desamparados. No hay condiciones para que las clases pueden empezar, llevamos un mes y medio así.» La situación es grave porque la suspensión de la Escuela Albergue implica que la comunidad no pueda acceder a «un espacio de contención emocional más allá de lo pedagógico, el albergue brinda un espacio recreativo, de vinculo social.» A la escuela asisten 27 niñxs y 15 docentes.

La situación comenzó con la falta de medidas de seguridad para poder recargar el zeppelin que venció el 3 de febrero, algo que no se pudo concretar ya que YPF, empresa encargada de hacerlo, advirtió que las instalaciones no cumplían con la prueba de hermeticidad que impide las fugas de gas. En especial en la cocina y en todas las uniones entre la red y los artefactos. «También faltaban las placas aislantes de calor, colocar calefactores, llaves de corte y faltaba reemplazar algunas cañerías. Es evidente que hubo un problema de comunicación entre educación y el distrito», expresó Eduardo.

La comunidad educativa continuará su reclamo, que ahora le corresponde gestionar al Municipio, ante la Defensoría del Pueblo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here