Por: Laura Mignaco, Marianela Biani y Marisa Godoy.

Siempre que acompaño a mi sobrino Uriel a la escuela, y ahora que ya fue pasando el tiempo, y año a año se va haciendo más sencillo ser una tía más que lleva a su sobrino, y que la maestra me salude con un beso y que las otras madres tambiénte cuenten a la hora de las mini charlas, etcétera, etcétera, empecé a quedarme un poco más en la vereda, porque una tiene esa costumbre del tiempo trava, que es llegar, hacer lo que tiene que hacer y huir rápidamente, porque siempre se supo de prestado, en casi todos lados, pero de a poco me voy quedando, y gracias a eso, conocí a una de las porteras de la escuela, una que se llama Marta y que tiene dos niños que, según me dijo la primera vez, aman a Florencia de la V. Ese solo gesto me hizo que yo le sonriera y al otro día le llevara una porción de pastel para cada uno, como gesto que abraza a su otro gesto. (Crianzas, Susy Shock, 2016)

Somos Laura Mignaco, Marianela Biani y Marisa Godoy, profesoras del ISFD N° 3, de las Carreras para la Educación Primaria, Biología y Lengua y Literatura.

Nos reconocemos como viditantes activas de la Educación Sexual Integral en todos los espacios de formación y, muy especialmente, en la formación docente.Como docentes mujeres apelamos a una educación feminista, intercultural y artística que contribuya a una sociedad más amorosa, más libre e inclusiva para todes. Una educación que se aparte de las perspectivas hegemónicas que borran toda huella de otras alternativas, otros contenidos contra hegemónicos.

Formamos parte, además, de la Coordinadora Es por Laura y es por Todas, nacida en 2015, luego del femicidio por parte de su pareja, de nuestra estudiante, Laura Vásques Provoste.

Dicha Coordinadora tiene como propósito estar alertas y acompañar distintas situaciones que suceden en nuestra comunidad, con relación a violencia machista ejercida hacia las mujeres y otras identidades sexuales y de Géneros. Acompañamos además las iniciativas que se lleven a cabo en nuestra ciudad o a nivel regional y nacional en torno a nuestras luchas feministas por la ampliación de Derechos y por una sociedad más habitable para todes.

Cabe recordar que en el año 2006 se sanciona en nuestro país, la Ley N° 26. 150 de ESI que tiene como objetivo, garantizar la Educación Sexual e Integral a todxs los niños, niñas, niñes y adolescentes de los diversos niveles educativos.

En tal sentido, por convicción y viditancia, hace unos años, desde el Área de Extensión e Investigación de nuestro profesorado, formamos parte de un proyecto institucional que se enmarca en un trabajo que atraviesa, no sólo nuestra práctica en el aula y en el profesorado, sino también a otras Instituciones.

Es así, que conformamos La Equipa de ESI del ISFD N°3 y de ahí en más, nuestra tarea pedagógica ha estado orientada a la formación de futurxs maestrxs, profesoras y profesores que, en un tiempo no muy lejano, llevarán a cabo sus experiencias pedagógicas en diversas escuelas y niveles educativos.

Cabe señalar que el Diseño Curricular del Nivel Terciario contempla en tercer año de todas las carreras, un espacio cuatrimestral de formación en ESI. Si bien es un avance con relación a planes de estudios anteriores, consideramos que no es suficiente y que la misma, debe abordarse desde el momento en que les estudiantes inician sus trayectorias. De hecho, desde hace años, venimos sosteniendo talleres de ESI con les ingresantes al ISFD N°3. Además de poner énfasis en que el cuerpo de la Ley expresa que la misma debe ser un eje transversal a todas las disciplinas y espacios curriculares y que debe reflejarse no sólo en nuestros programas de clases, sino también y fundamentalmente, en nuestra práctica cotidiana.

Hemos acompañado el trabajo pedagógico en diversas escuelas de la comunidad (jardines, centros de cuidados infantiles, escuelas primarias) y realizado encuentros con Educadorxs de distintas localidades. De esas experiencias hemos concluido en la necesidad de continuar fortaleciendo y enriqueciendo la formación docente. Es de vital importancia que nos involucremos de manera comprometida y sostenida en la elaboración de propuestas que tiendan a deconstruir las prácticas pedagógicas naturalizadas y enraizadas en paradigmas heteronormativos, coloniales y patriarcales, que lo único que hacen es reforzar las violencias machistas, los estereotipos, los binarismos y las estigmatizaciones. Sabemos que es un camino que debe continuar, enriquecerse y que presenta muchas resistencias.

En los encuentros, lxs educadores han expresado sus dificultades para abordar la ESI en sus clases; dificultades que tienen que ver con sus propias subjetividades, creencias religiosas, tabúes o que no se sienten seguros o formados para abordar temas como identidad de géneros, disidencias, matrimonio igualitario y la despenalización y legalización del aborto. Prevalece también “cierto temor” a lo que las familias puedan decir acerca de su práctica, en detrimento de la libertad de cátedra y del marco legal que la sostiene.

No obstante, hemos observado que cuando se abre el espacio y se ponen a circular las palabras, los preconceptos, las ideas o prejuicios en los que hemos crecido y hemos sido “disciplinados”, se inicia un proceso de deconstrucción, de mirar con ojos nuevos.De posicionarnos en un sentirpensar diferente a la hora de diseñar y llevar a cabo experiencias pedagógicas que tengan real anclaje en la ESI.

Se abre un espacio en donde es posible pensar clases sin censuras respecto a ningún tema; que las estrategias pueden pensarse y adecuarse a las edades, inquietudes y deseos de les estudiantes.

Que la ESI es un eje transversal y bien puede estar presente en un programa de literatura al elegir un corpus literario que contemple la perspectiva de género; o en uno de biología que se aparte del paradigma biologicista y sólo observado desde la genitalidad a la hora de hablar de sexualidad.

Que la ESI puede estar presente en todo acto cotidiano de una escuela y que depende de nosotres, docentes, marcar la diferencia o seguir reforzando una educación que continúe normalizando, estereotipando y discriminando. 

Respecto a este periodo de aislamiento por la pandemia, decimos que debemos afrontar un momento completamente ajeno a lo que era nuestra vida pedagógica hace unos meses.  Nos vemos forzadxs a una virtualidad que nos aleja de la corporeidad, de la mirada, del tono de voz con el que nos encontramos cada día. Lxs docentes estamos alejados del contacto cotidiano con nuestrxs estudiantes y entonces, debemos fortalecer los lazos comunicativos. Los mensajes por Wapp, los grupos de fbk, el aula virtual, son los medios accesibles para habilitar la conversación y poder saber cómo están; cómo se sienten, cómo están atravesando este momento tan difícil para todes.

Sabemos que la violencia machista se ha incrementado (basta ver la nómina de femicidios); muchxs estudiantes están sin trabajo y les resulta compleja la continuidad pedagógica. Ante tanta adversidad, pensamos que es prioritario reforzar la comunicación amorosa. Hacerles saber que estamos, que ante cualquier situación saben, que nos tenemos, que hemos tejido redes a donde acudir. Se trata de que la ESI y la pedagogía de la ternura, se complementen y haya un vínculo de comunicación amoroso.En eso estamos y es todo un desafío el que este tiempo de crisis nos propone.

Concluimos entonces, con el pensamiento de la poeta y activista trans Susy Shock que expresa: El desafío de todo esto es que no estamos cerca, no nos tenemos en ronda para vencer. Nuevamente la calle es esa zona prohibida, inhabilitada. Pero yo creo en nuestras resistencias. Y no me estoy quejando, porque el discurso después lo quieren unir con los idiotas que quieren cortar la cuarentena porque lo que quieren es que salgamos a la calle a producirles a ellos y que ellos sigan teniendo todas sus riquezas. Yo no estoy diciendo eso, estoy diciendo que nos dejen confiar, también, en nuestro criterio colectivo. Que nos dejen proponer desde nuestros criterios colectivos porque sabemos cuidarnos, porque siempre vamos a priorizar el cuidado colectivo.Entonces me parece que es un avance enorme de un discurso uniforme heteronormativo y patriarcal.

Equipa de ESI del ISFD N3

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here