La iniciativa nació de la cooperativa de trabajo artístico MINKA, una agrupación incipiente que tiene como objetivo el esfuerzo propio y la ayuda mutua, para generar política cultural en San Martín de los Andes.

La varieté, realizada el pasado martes, fue un encuentro de diferentes artes: poesía, circo, música y títeres, respetando los protocolos de cuidado en el actual contexto de pandemia. “Se suspende la tormenta porque empieza la función” es una varieté de artes con el fin de continuar proponiendo actividades presenciales, que conmuevan y planteen nuevos universos.

La actividad fue organizada en conjunto con la Junta Vecinal de Chacra 4, el Consejo de la Comunidad para la niñez, adolescencia y familia y la Mesa política de participación infantil de nuestra localidad.

Esta fue la primera actividad organizada por la cooperativa Minka. La minga (minka en quechua) es una antigua tradición de trabajo comunitario o colectivo con fines de utilidad social.

“Quienes integramos este colectivo, sabemos que el arte no debe pedir permiso ni adecuarse al estatus-quo; no debe venderse al mejor postor ni pedir limosnas a la gastronomía, al turismo o al entretenimiento institucional. El arte, como bien dijo Brecht, no es un espejo de la realidad sino un martillo para darle forma”, plantearon desde la nueva cooperativa.

“Con Minka nos proponemos basarnos en los valores cooperativos: honestidad, solidaridad, igualdad, responsabilidad social y preocupación por lxs otrxs, para desde allí impulsar el ímpetu creativo generando propuestas culturales y artísticas, que nos abran la posibilidad de vincularnos desde la sensibilidad y refuerzen la idea de que ARTE ES TRABAJO”.

Para comunicarse con MINKA, escribir a coopeminka@gmail.com.

Fotos: Leo Guevara.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here