Hace 5 años se conformó la “UTT Regional Patagonia”, y desde entonces la organización no para de crecer, sobre todo en la provincia de Chubut y en Rio Negro. En diálogo con El Tábano Digital uno de sus referentes, Elhiu Garrido, nos cuenta de que se trata la UTT en estas latitudes.

“La UTT es una organización gremial de pequeños productores que aglomera más de 18 mil familias de productores y productoras a lo largo y ancho del país. Estamos presentes en 15 provincias y puntualmente acá en la Patagonia, en la comarca y meseta chubutense somos más de 15 organizaciones y más de 270 familias de productores/as. La mayor cantidad son productores de ovinos y caprinos, que histórica y culturalmente constituye la primer actividad económica de los pequeños productores de la zona: que es la venta de lana de oveja y pelo de chivo y en segundo lugar la venta de carne” nos cuenta Elhiu.

A su vez, Elhiu menciona que respecto de la comercialización de la carne por parte de los crianceros “siempre se ha hecho de forma precaria, informal y a puerta de chacra. La UTT a fuerza de corderazos, caponazos y alimentazos (que es el nombre que le hemos puesta a la medida de lucha y reclamo por políticas públicas para nuestro sector) hemos logrado destrabar el comercio de la carne para los pequeños productores, que como sabemos son el ultimo orejón del tarro, los que rara vez reciben asistencia por parte del Estado. A fines del 2019 a partir de este tipo de medidas, logramos poner al servicio de los pequeños productores el matadero de la localidad de El Maitén (que no estaba ni habilitado ni en funcionamiento) para faenar en regla, que salga la carne sellada como corresponde y poder así comercializarla directamente a las familias de la zona como también garantizar el abastecimiento en las carnicerías”.

Garrido, cuenta de cómo fueron agrupándose cuando surgió la regional: “La que primero se une es la Cooperativa Puerto Patriada, que es una cooperativo leñero-forestal. Luego la Cooperativa Peñi Mapuche de Ñorquinco (R. Negro), que alrededor de 120 familias asociadas que se dedican a la cría ovina, caprina y bovina. Producen lana, pelo y carne. Después se integró la Cooperativa Chacay Mamil, que son más de 30 familias asociadas, también de producción ovina. Después el Grupo de Venta en Conjunto de Lana de Cushamen, y así se fueron integrando diversas asociaciones de productores de distintos parajes y localidades de la meseta chubutense y la comarca andina”.

“La UTT tiene tres ejes de trabajo fundamentales: la asistencia técnico-productiva, la asistencia política y la asistencia comercial. Entre los problemas principales que tienen los productores aquí, es que los campos están sobrepastoreados, sobrecargados y no hay recursos para comprar forraje. Lo cual se agudiza por no tener campos de veranada e invernada o infraestructura para garantizar el descanso y regeneración del pastizal y ni hablar del reparo que se precisa para no perder animales en el invierno por la nieve, el frio y la falta de alimento. En lo que respecta a lo comercial, apelamos a construir canales de comercialización directa entre productores y consumidores para garantizar que lo que producimos, salga del campo y llegue a los pueblos” enfatizo Garrido.

Hace poco impulsamos el programa ALA (Abastecimiento Local de Alimentos), que es un formato de compra comunitaria que busca acercar a lxs vecinxs de la zona alimentos cooperativos, sanos y a un precio popular producidos por compañerxs de la UTT de otras partes del país. La iniciativa busca articularse no solo con organizaciones de productores, sino que también otras organizaciones consolidadas como cooperativas de trabajo o servicios, clubes, juntas vecinales, sindicatos, asociaciones civiles, etc, que desean conformar un nodo. Entendemos que todos tenemos derecho a acceder a alimentos sanos, agroecológicos y cooperativos, y en esa lucha cada paso que damos, es un paso hacia la soberanía alimentaria” afirma Elhiu, y continua: “en la segunda quincena de Julio colocamos más de 50.000kg en la mesa de las familias de la zona por medio de los nodos organizados en ciudades, pueblos y parajes”.

Entre las últimas iniciativas, la UTT Regional Patagonia distribuyo 300kg de alimentos cooperativos en módulos solidarios en el territorio frente al temporal, y exige a la clase política que gobiernan los municipios de la línea sur de Río Negro y la provincia de Chubut, la asistencia organizada y suficiente a las familias de la zona en el marco de la emergencia climática. Así también advierte que “los ALIMENTAZOS, CAPONAZOS, VERDURAZOS Y CORDERAZOS van a seguir hasta que derrotemos al hambre y la clase política que gobierna Chubut y Rio Negro escuche nuestro reclamo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here