La investigadora Susana Lara pasó en limpio números que erizan la piel: Roemmers cuenta, solo en Neuquén, con más de 100.000 hectáreas, 6 helipuertos y acceso directo a lagos, lagunas, ríos y arroyos. Por qué tanto interés en la Patagonia y cómo el Estado carga impositivamente (o más bien acaricia impositivamente) a los grandes latifundios patagónicos son preguntas a las que Susana Lara responde. Y, sus respuestas, nos dejan pensando.

“El caso de Roemmers me sorprendió: hace años que sabía que estaba comprando, pero hasta que no empezás a sumar las hectáreas no te das cuenta de la dimensión: ya juntó 100.000 hectáreas, y eso por ahora, puede seguir aumentando”, explicó Lara al ser entrevistada en Radio Pocahullo.

“Otra cosa que llama la atención de sus hectáreas además de la cantidad es la ubicación y las características de algunas de las propiedades de Roemmers: son zonas muy ricas en diversidad, con mucha flora nativa que tiene potencial medicinal. No estamos hablando de cualquier capital: el grupo Roemmers concentra la producción y comercialización de gran parte de la industria farmacéutica del mundo, especialmente en América Latina. No sabemos si existe una relación entre los objetivos farmacéuticos y la compra de las tierras, pero es posible”, alertó.

Las hectáreas compradas por Roemmers hace poco menos de un año en El Foyel son de tierra prácticamente intacta regada por 9.300 metros del curso del río Foyel que corre hacia el Pacífico y casi la totalidad del arroyo Ushuaia (unos 6.500 metros).

Estos datos, además de llamar a la reflexión sobre cómo el Estado administra la privatización del territorio, ponen sobre la mesa la pregunta sobre los gravámenes impositivos a los que una cantidad tan inmensa de hectáreas debe (o debería) hacer frente. Y las noticias que trae la investigación que realizó Susana Lara en El Cohete a la Luna no son buenas:

“El grupo Roemmers compró hace menos de un año campos en el paraje El Foyel (miles de hectáreas), por los que deberá pagar en promedio un peso la hectárea. Y, dato a tener en cuenta, Alberto Roemmers integra el podio de las diez mayores fortunas de Argentina.

En Neuquén la propiedad de Roemmers al sur del lago Lolog, de 206 hectáreas, con al menos 1.200 metros cuadrados de construcción, marina y helipuerto, paga 47.000 pesos por mes (228 pesos por hectárea).

Neuquén tiene deuda pública en dólares y serias dificultades para pagar en tiempo y forma el aguinaldo a los empleados públicos. A pesar de ello, no apelan a uno de los recursos genuinos de recaudación propia como es el impuesto inmobiliario rural. Lo extraordinario no será el gravamen a la riqueza, sino que alguna vez se le cobre lo ordinario”.

Links a notas:

“La Cordillera de Roemmers”: https://www.elcohetealaluna.com/la-cordillera-de-roemmers/

“Premio a la riqueza”: https://www.elcohetealaluna.com/premio-a-la-riqueza/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here