En épocas en donde se trata de concientizar a la población de la preservación del medio ambiente, el Gobierno Nacional parece mirar para otro lado y proyecta darle vía libre a la megaminería. El presidente Alberto Fernández, designó a Alberto Hensel como secretario de Minería, cuya cartera estará bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Productivo, a cargo de Matías Kulfas. Además de nombrar a Cabandié en Ambiente y Luis Basterra en Agricultura.

En campaña presidencial, Alberto Fernández insistió que existe una necesidad de “cuidar en medioambiente” de cara al cambio climático. En el armado de su gabinete parece haber olvidado sus palabras y nombró a un lobista de la Barrick Gold, como Hensel y a un inexperto Juan Cabandié en el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Recordemos que como ministro de minería de San Juan, Hensel negó sistemáticamente que la multinacional haya vertido cianuro y otros químicos contaminantes a los ríos de Jáchal.

Entre 2015 y 2017 distintos informes de universidades y de la Policía Federal afirmaron  que las aguas estaban contaminadas con desechos químicos que se vertieron desde la Mina Veladero. Un estudio realizado a principios de año por la Universidad de Cuyo, a pedido de la “Asamblea Jáchal No Se Toca”, demostró que ha habido un incremento de la contaminación. Principalmente por la concentración de mercurio y aluminio en el Río Jáchal.

El ahora Secretario de Minería de la Nación proyecta crear una agencia de inversiones mineras y además señaló “que hay que rediscutir la Ley de Glaciares”.

En tanto, el Ministro Cabandié,  participó de la sesión plenaria de la cumbre de cambio climático COP25, que se desarrolla en Madrid, y allí manifestó en su primer discurso que “el desafío es lograr una matriz energética más eficiente y sustentable”.

Hoy el flamante Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, gasta frases hechas como “Minería Sustentable y con cuidado ambiental”, “fracking seguro”, “buenas prácticas agrícolas”. Y no está de más recordar el twitt de hace unos años cuando dijo: “En tema minería hay que ser medidos. Chile vive de la extracción de cobre y nadie se queja. Sí a la minería cuidando el planeta”.

En fin, el modelo que proyecta el nuevo Gobierno es potenciar la explotación minera dando señales marcadas a favor de empresas trasnacionales como Barrick Gold y otras del sector minero. El nombramiento de Cabandié en Ambiente y Luis Basterra en el Ministerio de Agricultura, quien en su etapa como diputado por Formosa promocionaba el uso de agrotóxicos, da indicios que se profundizará políticamente ese desarrollo.

¿Este es el camino del desarrollo para la Argentina? La idea de crecimiento parece ir de la mano de un modelo nefasto que trae crecimiento monetarios y arrastra desequilibrios ecológicos como los que hoy se viven en Vaca Muerta y sus desechos, la contaminación de los ríos de Jáchal por el vertido de cianuro y otros químicos al agua y la fumigación de los campos, poblaciones y escuelas en la pampa húmeda y el litoral, dejando miles de personas enfermas de cáncer.  

Chubut contra la megamineria
El fin de semana pasado asambleas ambientales chubutenses y comunidades Mapuche-Tehuelche se convocaron para manifestarse contra las posturas del Gobierno Nacional y Provincial de dar luz verde a la explotación minera en sus territorios. En la localidad de Gan Gan, el proyecto de Pan American Silver para explotar plata y plomo, fue frenado por la resistencia del pueblo.

Alberto Fernández participó de un almuerzo de fin de año de la Asociación Empresaria Argentina, donde puso el foco en la explotación minera como una de las industrias protagonistas para “poner de pie a la Argentina”. Allí avaló el desarrollo de dicha actividad en la región: “Hemos logrado explotar oro y plata en la zona de la meseta de Chubut. Vaca Muerta también es algo primordial si sabemos que allí hay fuentes de recursos para el futuro».

Esta semana, el Secretario de Minería, Alberto Hensel, se reunió con Mariano Arcioni, Gobernador de Chubut, para repasar el potencial minero de la provincia y las perspectivas de desarrollo de la actividad. Cabe recordar que esa provincia es una de las pocas que limita la actividad minera.

En tanto, el intendente de Esquel, Sergio Ongarato, reconoció que “hay mucha inquietud entre los vecinos de la localidad ante esta postura de dar vía libre a los emprendimientos mineros en la provincia”, y en ese marco, envió una nota al gobernador Arcioni para que respete la postura de los esquelenses. En el año 2003, mediante un plebiscito, la ciudadanía de Esquel rechazó rotundamente un proyecto de explotación de oro y plata en las afueras de la ciudad.   

Parece que Arcioni olvidó que hace dos años, en una visita a Trevelin, rechazaba en público la explotación minera en provincia. Hoy no solo impulsa el desarrollo minero, sino que reprime a los que se manifiestan en contra de la actividad extractivista.

Represión y luz verde a la megamineria en Mendoza
A comienzos de esta semana el Presidente, Alberto Fernández, y el Gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, se reunieron en Buenos Aires para avanzar en la proyección de la megaminería en la provincia cuyana.

Para lograr ese cometido, Suárez mandó a la Legislatura mendocina un proyecto que busca modificar la Ley 7722, que protege el agua y prohíbe el uso de sustancias tóxicas como el cianuro, ácido sulfúrico entre otros para el desarrollo de la minería.

Tras su visita a la Casa Rosada, Suárez afirmó que “el presidente apoya absolutamente estas acciones que estamos tomando en Mendoza”.

En su vigilia afuera de la Legislatura provincial, asambleas ciudadanas levantaron la consigna de “El agua de Mendoza no se negocia”. El rechazo a la modificación de la ley 7722, que permitiría la apertura de proyectos de megaminería y fracking, también está respaldado por una decena de organizaciones ambientalistas. «Cualquier modificación negativa significará una violación inconstitucional al principio de no regresión ambiental y al de progresividad, expresamente establecido en la Ley General de Ambiente», advirtió Greenpeace. 

El martes por la tarde infantería armó un cordón, tiró gases lacrimógenos y reprimieron a las personas que se encontraban en las calles de la Legislatura defendiendo el agua de Mendoza y rechazando el proyecto de modificación de la Ley que la protege.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here