El Jueves 26  de Agosto MU.SA, se presentará en la banca del vecino del concejo deliberante desarrollando los temas e interpelando a los partidos (MPN Y JUNTOS POR EL CAMBIO) que NO acompañan la formación del CONSEJO COMUNITARIO DE LAS CULTURAS, que ya está plasmado en la ordenanza municipal. 

Hay un derecho al trabajo y un derecho a la cultura que siempre termina siendo garantizado por los hacedores de cultura y no por el estado. Es importante poder llevar la cultura a otros barrios que no son solo el centro de San Martín de los Andes y que se garanticen esos espacios.

 El “Consejo Comunitario de las Culturas». Es un proyecto que se presenta desde varias organizaciones sociales y  está basado en el proyecto que ya había presentado ARCUPA, pero se re contextualizo para que no sea vinculante con el ejecutivo, si no que cumpla la tarea de asesor, tal cual funciona el consejo asesor de vivienda.

Este consejo estará conformado por distintas organizaciones, como el Ciart #5, la escuela de música,  las bibliotecas populares y las juntas vecinales. Se busca un espacio de discusión y co-diseño de las políticas culturales, que trabajaría de la mano con la secretaría de cultura. Es una medida necesaria tras la evidente Emergencia Cultural que dejó la pandemia, no solo hablamos de talleristas y formadores, si no que se habla de les trabajadores de la música, del teatro, de la danza, que no están estipulados en elencos o espacios estables que permitan salir de la precariedad que sufren los hacedores de cultura, que puedan formarse para poder quedarse en la ciudad dentro de una ballet estable o una orquesta.

MUSA, impulsó la declaración de la EMERGENCIA CULTURAL, más allá de que el ejecutivo municipal se infla el pecho diciendo que habían sido ellos los que ayudaron a los trabajadores y, es el pueblo organizado quienes desarrollaron soluciones para esta terrible situación.

Como artistas de la música, a través la cámara de diputados de la nación se impulsó la Ley de la música, que se divide en dos partes, en la primera parte se creó el INAMU (Instituto nacional de la musica) que generó espacios de difusión y de trabajo para todes les que se dedican a la producción musical y funciona muy bien. La segunda parte es la que está generando urticaria es, la creación de Convenio colectivo de trabajo, caja provisional, perspectiva de género y reconocimiento como trabajadores de la música.  

Cuando un musique trabaja para cultura municipal, lo pasan como un insumo, no como  trabajador.

Musa, trabajo durante la pandemia para acompañar toda la situación, creando 3 ciclos de presentaciones, uno en el TEATRO PICCOLO, uno fallido en el TEATRO SAN JOSÉ y el que estamos llevando adelante en el CENTRO CULTURAL COTESMA. Se gestiono distintos subsidios a través de Nación y el Ministerio de las Culturas, como se llevó adelante la ley de emergencia cultural; El cupo femenino y disidencias a la cual el consejo local y la secretaría de cultura adhieren a esta ley, solamente las concejalas del MPN y de JUNTOS POR EL CAMBIO no acompañaron esa ley.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here