Por Club A.DyC Frontera

Desde la gran familia que es el club frontera queremos contar una situación que nos angustia y nos enoja, sobre todo en este tiempo tan difícil para muchas de nuestras familias que son parte del club.

Desde el año 2015 nuestro club entrena y realiza actividades en el predio que se encuentra al lado del club hípico Yamil Obeid de nuestra localidad. En esos primeros momentos junto al club hípico y la agrupación gaucha. Los primeros trabajos fueron de desmalezamiento, levantamiento de escombro, limpieza, cierre y todo el acondicionamiento necesario para que todas las categorías del club y los otros espacios colectivos puedan hacer uso de ese lugar.

El predio en el que nos encontramos siempre se uso en acuerdo y convenio con vialidad provincial, dentro del acuerdo nuestro compromiso siempre fue cuidar el lugar e ir realizando mejorar que nos permitan un mejor uso a todas y todos. En octubre del año pasado enviamos una nota para renovar el convenio de uso y no obtuvimos respuestas. A raíz de esto es que nos comunicamos con la secretaria de deportes de nuestra localidad, para que como espacio de referencia de deporte, de carácter público y al servicio de toda la comunidad, interviniera para poder finalmente renovar el convenio este año. En esa comunicación nos enteramos de que “la situación está complicada” porque según nos afirmaron desde la secretaria de deportes “Vialidad provincial va a firmar un contrato con el club lacar”. Ante esa respuesta es que ahora estamos escribiendo esto, nos angustia y nos entristece esta respuesta y nos preguntamos ¿Cuándo se tomo esa decisión? ¿Porqué no nos respondieron la nota? ¿Porqué nadie nos aviso que el club Lácar estaba solicitando el uso de ese espacio?

Le damos vuelta al asunto y lo que más nos preocupa es que sea la secretaria de deportes la que diga que “está complicado” cuando conocen nuestro trabajo y quienes hacen deporte, fútbol especialmente, en nuestra localidad saben lo que nos costó conseguir finalmente un lugar para entrenar, todos los años de trabajo que le hemos puesto a este espacio que es comunitario. La secretaria de deportes no puede desconocer nuestra trayectoria y responder simplemente que “está complicado” sin intentar siquiera ayudarnos en algo tan simple como agilizar la comunicación con el nuevo directorio de vialidad provincial.

El club frontera nació el 28 de agosto de 1984 en el barrio cantera, tenemos 36 años, giramos por varios lugares hasta que por fin pudimos establecernos en este espacio en donde no hemos tenido problemas con vialidad provincial. Durante estos casi cinco años de trabajo en ese predio podemos contarles todos los trabajos que grandes y niños hemos realizado, todas las categorías de nuestro club trabajaron para poder hacer de ese lugar nuestro espacio de recreación, de deporte y sobre todo de contención y construcción comunitaria.

Esta noticia nos toma de sorpresa y nos genera no solo tristeza, sino también enojo, porque creemos que no es justo que se priorice a un club por sobre otro y sobre todo sin ningún aviso ni propuesta.

A nuestro club asisten mas de 100 niñas y niños, somos cientos de familias las que hemos trabajado integralmente en ese espacio, durante días enteros. Hoy estamos sosteniendo no solo lo deportivo dentro del club, sino también las demandas urgentes que padecen muchos de nuestras niñas y niños, nos urge renovar el convenio y no para un fin lucrativo, sino justamente porque necesitamos continuar las proyecciones que tenemos en ese espacio, activar un espacio para que funcione el merendero, para poder habilitar las distintas actividades de todas las categorías, para prepararnos para cuando esta pandemia nos permita reencontrarnos en todas las actividades semanales que veníamos realizando.

Nos gustaría sólo con palabras explicar lo que es el club Frontera para nosotras y nosotros, quizás no podamos hacerlo, explicarles que nos sentimos hermanados por este espacio que por fin podía encontrarse en un espacio físico, contarles todo lo que hicimos para poder seguir teniendo ese espacio y ahora enterarnos, además en este contexto, que hay acuerdos de los que nunca nos comunicaron.

Tenemos la necesidad de hacer pública esta situación que consideramos realmente una injusticia y que no es una acción contra una comisión directiva o un club nada mas, es la vulneración de derechos de mas de cien niñas, niños y adolescentes de nuestro pueblo, eso es lo que mas nos mueve y preocupa. ¿Dónde van a jugar?

Durante esta semana hemos enviado notas al Directorio de Vialidad Provincial, a la Secretaria de Deportes de nuestra localidad y pretendemos que se genere el diálogo necesario para garantizar que el espacio que tanto cuidamos continúe siendo usado por nuestro club, asumiendo los compromisos necesarios, pero no estamos dispuestos a que se tomen este tipo de definiciones arbitrarias que son , además, innecesarias porque no hay motivo para que se desconozcan los trabajos realizados y el uso comunitario, colectivo y responsable que le hemos dado a ese predio.

Esperamos que se pueda abordar esta situación, porque no se trata sólo de fútbol, no se trata sólo de deporte, se trata de la vida de más de cien familias que conformamos nuestro querido frontera,parido al calor de la barriada que cree en los valores de la solidaridad, el respeto, el compañerismo,la construcción colectiva, la hermandad, la igualdad y poder vivir en una ciudad donde todas y todos tengamos nuestro espacio para ejercer nuestros derechos y hacer lo que amamos, ya sea deporte, cultura, arte, música, nosotras y nosotros también somos parte de este San Martín de los Andes y estamos construyendo nuestra historia que es la historia de familias enteras, no es justo que
pretendan dejarnos sin lugar, una vez mas, beneficiando a quienes si tienen infraestructura para su funcionamiento.

Es triste, es frustrante, da impotencia que nos quieran atropellar todo el arduo trabajo que se realizó. Por eso pedimos una solución ante esto, que el tiempo, el dinero, el esfuerzo invertido y la ilusión que hay en ese predio no pase desapercibido y quede deslegitimado por acuerdos que no fueron ni avisados, ni consensuados, ni de buena fe.
Les agradecemos difundir y leer esta carta que escribimos con el pecho apretado, pero con la convicción de que no estamos errando cuando denunciamos injusticias y cuando tenemos que hacer pública nuestra voz para garantizar el bienestar de los que vienen, todo lo que hacemos es porque hay mucho que seguir sembrando en las niñas y niños que vienen y porque lo que soñamos es dejar siempre un club mejor para quienes se van sumando y para quienes mañana puedan decir orgullosamente que Frontera es y será fiel a su gente. Gracias.

1 Comentario

  1. Me parece muy importante recordar que el club Lácar vendió sus instalaciones a La Anónima y por eso ahora no tienen lugar propio….Para hacer negocios son rápidos¡¡¡

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here