Por Daniel Reinaldo Betas, miembro de la Asamblea Socio Ambiental de Andacollo

¿Cuál es y de quién es la “necesidad” de energía?

Nadie tiene un derecho adquirido a destruir un río, un paisaje, un ecosistema, una especie endémica. Precisamente, el orden público ambiental permite que cualquier contrato en esa dirección sea revisado y puesto a consideración de la consulta popular.

En primer lugar y para darle un marco referencial a mi opinión me parece fundamental visualizar los siguientes datos:

El 97,5% de la superficie total de agua es salada. Sólo el  2,5% es agua dulce.

Del agua dulce, el 79% se encuentra en estado sólido (hielos polares y glaciares).

Sólo el 2.5% del agua que existe en la Tierra es agua dulce. De esa cantidad, el 0.5% se encuentra en depósitos subterráneos y el 0.01% en ríos y lagos.

Esta represa, según lo expuesto en el EIA, presentado fuera de tiempo (después que comenzaron las obras) y sin la puesta a consideración de la consulta vecinal, que establece las leyes vigentes, plantea entre otros tantos impactos ambientales los siguientes:

  • Alteración del ciclo natural del río Nahueve por modificación de caudales.
  • Afectación de la calidad del agua por modificación de caudales.
  • Riesgo de contaminación del agua por derrames «accidentales» durante la construcción y operación del proyecto.
  • Riesgo de afectación de napas freáticas.
  • Riesgo de afectación de vertientes y mallines.

Estos son algunos de los muchos impactos ambientales que representa esta obra que está basada en negocios de empresas y gobierno y no en las verdaderas necesidades de las poblaciones afectadas, como sí lo es la necesidad de un sistema de calefacción para el invierno, para no tener que seguir dependiendo de la leña que además también genera un impacto ambiental y pone en peligro de extinción especies vegetales que son usadas para este fin.

Además, como si esto fuera poco, esta represa en particular genera otro gran impacto ambiental destructivo ya que deriva las 2/3 partes del caudal del río Nahueve a través de un canal subterráneo de casi 5 km de longitud dejando prácticamente sin agua a una gran parte del río la cual es fuente de vida de especies vegetales y animales y que también son los lugares donde en el verano la gente concurre a disfrutar del río y la vida en la naturaleza.

Por estos motivos, que han permanecido ocultos a la opinión de los pueblos, es que, como sujeto de derecho, me declaro en contra del proyecto de la  represa sobre nuestro querido y amado río Nahueve, sin contar además con que éste es el primer proyecto de los 20 que hay pensados para extraer energía de la cuenca del río Neuquén.

Las represas no son energía renovable y representan una forma de energía obsoleta en el mundo actual. En este sentido, corresponde destacar que en países como Estados Unidos o la India se están demoliendo represas a fin de que los ríos vuelvan a correr libres y, en otras partes, como Chile o Brasil se han cancelado grandes proyectos hidroeléctricos.

Otros graves impactos ambientales producidos por las represas son:

  • Empeoramiento de la calidad y salubridad de las aguas tanto río arriba como río abajo por la modificación artificial de las cuencas hidrográficas. Bloquear el flujo natural causa aumentos en la sedimentación, con acumulación de nutrientes y organismos que incitan la proliferación de algas, pudiendo cubrir la superficie del embalse e inutilizar su agua para el consumo doméstico.
  • Los embalses también producen contaminación con sustancias o bacterias tóxicas que amenazan la salud pública.
  • Impactos a la biodiversidad, por ejemplo afectaciones a especies de peces migratorios son muy graves por la construcción de represas en sus hábitats, debido a que estas especies requieren una fuente de agua dulce fluida y no obstruida para poder procrear y desovar.
  • Impactos en el cambio climático por el aumento en la emisión de gases efecto invernadero causados por la descomposición de materia orgánica inundada por la obra.
  • Efectos sísmicos que las represas y los embalses pueden producir por la alta presión del agua del embalse, lo cual puede lubricar las fallas tectónicas y reducir el rozamiento entre las superficies de las rocas subterráneas.
  • Corrimiento de vertientes

Pero volviendo a la pregunta inicial ¿Cuál es y de quién es la “necesidad” de energía?

Es evidente que no es para cubrir la necesidad de los pueblos sino que responde a los intereses de un sistema que nos pretende engañar con una falsa concepción de “progreso”, un progreso de corte extractivista que solo ve en los ecosistemas de esta tierra un negocio.

Daniel Reinaldo Betas

Asamblea Socio Ambiental de Andacollo

6 Comentarios

  1. conocía sobre el tema pero no en profundidad.
    Reflexión:esta obra tiene que detenerse ya que ademas de afectar la calidad del agua, vida de especies vegetales y animales, afecta a las personas que habitan en ese lugar.

  2. Hola buenos días!!!
    Conocía de este reclamo y estaba al tanto de la problemática..
    En un primer momento me preguntaba cómo era posible que los vecinos se negaron al cambio y a mejorar su calidad de vida.
    Luego al interiorizarme aún más en el tema pude entender la negación.

  3. Hola!
    Yo estoy encontrar de la represa por el simple hecho de que llevamos años y jamás creo que tuvimos problemas con la luz, y en otro punto dañariamos el hermoso paisaje del Nahueve y lo que es su flora y fauna.. así q de mi parte quiero contribuir con el apoyó para parar ese proyectó

  4. Hola compañeros/as:
    Conocía y estaba al tanto de esta problemática.
    Al principio me costaba entender porque los vecinos y pobladores se negaban al subdesarrollo …
    Pero luego al interiorizarme en el tema pude entender daños y secuelas que sufriría el medio ambiente…el lugar en si…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here