En el día de ayer, luego de muchas horas de reunión y concentración en Parques Nacionales, se logró firmar un acta de acuerdo de paz por 30 días entre la comunidad Curruhuinca y la familia Casanova sobre la disputa territorial que se viene llevando adelante en los predios “Los Radales” y “El rastrojo” del Paraje de Pil Pil.

El territorio en disputa, según la familia Casanova, viene siendo ocupado por ellos desde 1906 y, mientras que la comunidad Curruihuinca afirma que forma parte de sus tierras ancestrales y que, las tierras que cedió a la familia Casanova, no incluyen las tierras en cuestión.

En el acuerdo firmado en la noche de ayer, se estableció que la familia Casanova retirará sus instalaciones, que ninguna de las partes realizará ninguna nueva construcción y que tanto la familia como la comunidad podrán usar las tierras para pastaje y extracción de leña. Además, la comunidad Curruhuinca garantizará el acceso a la toma de agua y a la energía eléctrica a la familia Casanova.

Hoy, luego de la ceremonia que realizará la comunidad en una parte del territorio en disputa, se estableció que se retirarán los campamentos montados.

El acuerdo tiene una vigencia de 30 días y se acordó mantener una convivencia pacífica. Se realizarán reuniones junto a Parques Nacionales para encontrar una solución definitiva a esta problemática que arrastra una disputa desde hace decenas de años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here