Desde el Centro de Salud del barrio El Arenal, se impulsa un programa de acompañamiento telefónico en el que vecinas y vecinos puedan generar un nexo entre personas con covid 19 o que por contacto estrecho deben estar en aislamiento y el personal de salud. Esta prueba piloto busca fortalecer la solidaridad comunitaria y la cooperación con el sistema de salud.

El Tábano Digital se comunicó con Marita Astegiano, médica de familia que desarrolló este programa en conjunto con sus colegas del centro de salud y con representantes de la lof Curruhuinca ambos lugares donde ella atiende.

ETD ¿Cómo surgió esta iniciativa que se presenta como una prueba piloto?

M.A: Esta iniciativa surge desde mi inquietud de venir pensando lo que ocurrió en casi todo el mundo donde aumentaron los casos y donde vemos esas imágenes tan feas de gente sola, aislada… sin intención de ser fatalista, mi pensamiento iba a cómo podemos organizarnos para que eso no pase en San Martín de los Andes y si somos muchas personas las que nos contagiamos que podamos estar acompañadas y contenidas, algo que se hace de manera telefónica no personalmente.

Esta inquietud la compartí con el logko Carlos, con Leticia y con otros lamngen de la lof Curruhuinca para pensar el seguimiento en el área rural que es algo que deben solicitar las autoridades políticas de la comunidad ante el Hospital Dr. Ramón Carrillo. También lo hablamos con compañeras y compañeros del centro de salud porque no damos abasto para atender las consultas diarias y además llamar a pacientes con covid o personas que deben estar aisladas. Creemos que los vecinos y las vecinas con una capacitación que ya está circulando y a la que le agregamos algunas características, pueden hacerlo siempre en coordinación con alguien de salud.

Para que esto se pueda realizar es fundamental que se involucren las autoridades políticas a  quienes también se les compartió la propuesta. Como esto todavía no ocurrió organizamos la convocatoria: https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSeiu03HagaLAVAEhy20yVxIxgUMGlTJBMEsrDin7zFDB_9BRw/viewform?vc=0&c=0&w=1&flr=0

ETD ¿Cómo se va a seleccionar a las personas que se registren en el formulario?

M.A: Esperamos es que los voluntarios y las voluntarias tengan ganas, tiempo y la disposición de hacerlo y aprender que no es mucho pero hay que saberlo para acompañar a familias que están en aislamiento. No hay que ser psicólogos pero hay que tener la disponibilidad de escuchar, las herramientas emocionales son importantes. No estarán expuestos a ninguna situación de riesgo.

ETD ¿Cuáles son las tareas que tienen que realizar las voluntarias y los voluntarios?

M.A: Es importante aclarar que el 90% son casos son leves por eso la tarea es acompañar, tranquilizar y recordar cuál es el periodo de aislamiento. Si surgen otras necesidades por parte de los pacientes como alguna compra o trámite, no lo tiene que hacer el voluntario,  sólo tiene que tomar la inquietud y trasladarla a un coordinador del centro de salud quien se encargará de realizar la gestión.

Se debe acceder al formulario y completar los datos requeridos.

ETD ¿Cómo articulan la atención diaria con este seguimiento que por ahora lo realizan Uds.?

M.A: Durante la mañana hacemos atención de medicina general, cuadros que no estén vinculados a temas respiratorios, nada que sea compatible con coronavirus. Los miércoles por la tarde, consejería de salud sexual y todos los días a la tarde en un sector específico vemos personas con cuadros respiratorios con personal reducido para cumplir con el protocolo. Todos los turnos se dan por teléfono al 426 011 pedimos paciencia porque en nuestro centro tenemos una sola línea que usamos para recibir llamados y hacer llamados de seguimiento. Esta demanda ya la hicimos para mejorar la calidad de atención pero no hemos tenido respuestas por lo que empezamos a usar nuestros teléfonos personales, esto entorpece la tarea. Quizás con este programa podamos tener más tiempo para ampliar la atención

ETD: ¿Qué recomendaciones podes hacer a la comunidad?

M.A: Las prohibiciones nunca tiene efectos positivos entonces para mí las recomendaciones son: usemos el tapaboca que está comprobado que disminuye la posibilidad de contagio, que mantengamos la distancia física de 2 metros, que no compartamos el mate o un vaso. Hoy como estamos al límite de la circulación comunitaria si tenemos síntomas como tos, catarro, dolor de cabeza, de cuerpo o de garganta aislémonos preventivamente para bloquear esa cadena de contagio. Por ahí nosotros lo transitamos sin complicaciones pero contagiamos a alguien con asma, por ejemplo, para quien sí puede ser grave. No lo pensemos individualmente sino colectivamente. Fortalezcamos los lazos de solidaridad si tenemos el vecino o vecina con coronavirus no es nuestro enemigo, preguntémosle qué necesita siempre que respetemos las medidas podemos ayudar.

Nota relacionada: https://eltabanodigital.com/asi-sera-la-atencion-en-el-centro-de-salud-del-arenal/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here