En asambleas discutidas y por “fallo dividido” los gremios docentes aceptaron la oferta salarial del Gobierno bonaerense y firmarán el acuerdo paritario para los aumentos salariales del período 2019. De esta manera, el gobierno de María Eugenia Vidal consigue garantizar un ciclo lectivo más normal en el sistema educativo provincial en el año electoral. 

La sorpresa llegó cuando se conocieron los “condicionamientos” para la firma del acuerdo: el Suteba de Roberto Baradel anunció un cese total de actividades en las escuelas para este jueves 4 de abril, para sumarse a la movilización de la CTA. La medida coincide con un paro que también realizará ese día en la ciudad de Buenos Aires UTE.

El sindicato Udocba, de menor representación, fue el único que rechazó la oferta de Vidal por “insuficiente” y convocó a un paro para este jueves y viernes. El resto de los gremios firmaron el acuerdo y no se sumarán a la medida de fuerza.

En un congreso de delegados de la FEB y en plenarios de Suteba y de Sadop (que agrupa a docentes privados) los representantes de toda la provincia decidieron aprobar el esquema que planteó el Gobierno en la última reunión de partes. El resultado de la consulta en las escuelas “fue parejo”, admitieron fuentes gremiales. Pero alcanzó para lograr la mayoría en esas entidades más representativas, aunque en el caso de Suteba se incluyeron algunas exigencias, a cambio de la aceptación.

La creación de una comisión para seguir el mantenimiento de las escuelas y una comisión para cuestiones “socioeducativas” forman parte de esta plataforma. Pero hay dos que para el gobierno son imposibles de aceptar: el no descuento de los días de paro; y la suspensión de los sumarios a docentes por presunta “persecución gremial”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here