Durante la semana el tema en la agenda pública fue sin dudas, la apertura del turismo interno en las regiones sin COVID-19. Desde la provincia se anuncia esta apertura con bombos y platillos. Sin embargo, son diversas las opiniones en comunidades como la nuestra en donde el turismo es casi la única matriz productiva y no necesariamente por elección.

Durante la semana hubo una movilización desde la Cámara de Comercio de nuestra localidad, al municipio local. En diálogo con FM Pocahullo Alejandro Klap, vicepresidente de la asociación de agentes de viajes y turismo local afirmó que el reclamo es porque “Se nos envió para que veamos y tratemos y reformemos el proyecto de ley de emergencia turística, trabajamos durante 30 días dándoles información y corrigiendo ese borrador y en el momento de la votación en la comisión de turismo, en diputados, aparece un proyecto nuevo que nada tiene que ver con lo que todas las cámaras venían trabajando, y no se vota la ley de emergencia. Se vota un plan de asistencia y bla bla bla”

Por otro lado identificó que “ Un plan asistencia, al cambiar de nombre hay un montón de cosas que no se articulan y perjudican a todo el sector turístico, por otro lado nosotros necesitamos saber de un plan de reactivación turística. El sector turístico es muy amplio, el 32% es estatal, netamente estatal. El 38% vive del turismo, hace que el otro porcentaje viva indirectamente del turismo”.

Y también reclamó “El plan que tiene el gobierno provincial no es bueno, el reclamo es hacia Provincia y Nación. La ley de emergencia turística y un plan consensuado.”

Por otro lado Alejandro Apaolaza, secretario de Turismo del municipio local declaró “Es muy bueno que se empiece con un movimiento de turismo gradual” y afirmó que “La micro región de la que se habla, la micro región sur incluye desde Villa Pehuenia hasta Villa La Angostura, es un algo que venimos trabajando hace años”. Aunque Aluminé y Pehuenia no entran en la apertura de esta micro región. El secretario afirmó que existen protocolos aprobados por Provincia, Nación y el Instituto de Calidad Turística Argentina.

Esta apertura elimina los controles estrictos que se conocieron al principio de la pandemia, que serán en el puente de ingreso norte sobre el río Chimehuin, a la entrada de Junín de los Andes y luego otro control sobre el cruce a Meliquina y en Villa La Agostura, en Valle de piedra y en el lago Correntoso.

En relación a las tarifas para este “turismo regional” Apaolaza afirmó que “Sabemos que lo que va a ser turismo de proximidad, lo más probable es que se mueva mucho más el comercio en general y la gastronomía que la hotelería” y aseguro que se están elaborando propuestas desde los sectores de gastronomía para poder generar oferta.

Alejandro dijo en relación al centro de Sky Chapelco “estamos a la espera de lo que es la comunicación oficial y si para agosto estamos todos ya disfrutando del cerro” y aseguró que se está trabajando en las tarifas.

La voz que nos falta es la de las vecinas y vecinos comunes, esta misma semana de anuncios y declaraciones, una vecina escribía para El Tábano Digital “Se sabe muy bien que muchos de los residentes la mayoría de las veces no conocemos de los servicios y productos que se ofrecen por su elevado costo, inaccesibles en muchos casos. Solo nos vemos excluidos ante las ofertas, mucho menos pensarnos como turistas este lugar , que de verdad es hermoso por naturaleza. Lo que sí conocemos de la temporada alta es que nos afecta para muchísimas de nuestras actividades habituales. Estacionar, hacer compras o cargar combustible, entre otras. O que simplemente no podemos disfrutar del verano o invierno porque nos toca trabajar a destajo.”

Helen afirma “En algunas oportunidades son los precios elevados lo que nos lleva a quedarnos con las ganas y a no poder consumir estos productos, servicios y alternativas que se ofrecen. Mientras que en otras es la carga horaria por el trabajo temporario. Por lo general quienes vivimos acá somos únicamente mano de obra y lejos estamos de ser quienes las disfrutemos.”

“Entonces, ante esta convocatoria nace en algunos y algunas vecinas como es mi caso el descontento, la disconformidad. Por otro lado, me encuentro recordando muchas temporadas en las que me tocó ser una de estas trabajadoras de comercios, empresas hoteleras y de otros servicios donde por una cuestión de desconocimiento y de necesidad me emplearon con contratos temporarios, sin tener todas las garantías laborales o inclusive no todas las horas remuneradas en forma legal. Hoy por hoy, es solo un mal recuerdo pero creo que la situación de precariedad laboral es moneda corriente cada año en las mismas empresas, y es algo que a la hora de elegir dónde consumir, dónde comprar o sugerir para que alguien lo haga hay que tener muy en cuenta.”

Finalmente, hay anuncio, pero escuchando detenidamente las voces, nos cabe preguntarnos ¿Podemos seguir pensado en el turismo como única salida? ¿Es justo que el derrame de un 38% sea lo que quede al porcentaje mayoritario que no es estatal?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here