¿Sabes cual es el país que más produce petróleo en el mundo? Venezuela? Arabia Saudita? NO, la respuesta es……..ESTADOS UNIDOS y es por el uso del fracking.

Pero ¿Qué es el Fracking?

Con más de 15 millones de barriles por día, Estados Unidos le dio la vuelta al mercado y ahora compra menos, por eso el precio del barril se desplomó en los últimos años y esto se agudizó con la reciente pandemia en la cual el barril llegó a un escandalosa cifra de – 25 USD en el mes de abril del año 2020, ni regalado lo querían.

Entonces, ¿por qué la explotación de petróleo es una industria tan fuerte y no parece que se esté agonizando?. Empecemos por la explicación geológica. El petróleo está almacenado en formaciones rocosas, algunas tienen poros o grietas que facilitan su extracción; otras no. Esta extracción de las que no, era un problema para la industria petrolera, pero ahora existe el FRACKING, formalmente llamado Fracturamiento hidráulico. 

El petróleo es un fluido subterráneo, bajo millones de toneladas de tierra, soportando una tremenda presión, cuando se perfora hasta esa profundidad, es como si abrieramos una botella de gaseosa que se cayó por unas escaleras. El petróleo quiere salir a chorros por la presión que lo empuja. Pero eso depende que la tubería con la que perforamos encuentre un camino a través de las grietas o poros de las rocas. Si no hay grietas la perforación es inutil. Pero ahora podemos fracturar las rocas para crear grietas a través del Fracturamiento Hidráulico, y esto se llama así, porque se usa agua y arena a presión para fracturar las rocas. Para llegar a donde está el petróleo en VACA MUERTA hay que más o menos perforar 2500 mts de profundidad y otros 3000 mts de lado. Eso quiere decir que la tubería es bastante larga y por lo tanto el agua pierde potencia a medida que avanza. 

La solución técnica para el problema de la potencia  es mezclar el agua y la arena con químicos que lubrican la tubería. El problema es que esa mezcla es una MIERDA para el medio ambiente. No quiere decir que los pozos convencionales sean amigables con el planeta, es que el fracking es peor. Estamos contaminando grandes cantidades de agua para poder romper las rocas, esa agua que contaminamos vuelve a la superficie más contaminada por los metales pesados y elementos radiactivos de las rocas. Esa agua ya no se puede tratar para hacerse potable. Lo usual es que esa agua contaminada se entierre muy profundo, como quien mete mugre bajo la alfombra. 

En un principio las napas de agua potable de la región del Neuquén se encuentran a 300 o 400 mts de profundidad, lo que abre la posibilidad que el agua contaminada del fracking se mezcle con ellas, y eso sería un desastre ambiental terrible. Por supuesto los gobiernos e instituciones a cargo tienen normas para que eso no pase, como recubrir las tuberías con capas de cemento adicionales. El problema es que este revestimiento solo llega hasta cierta profundidad así que el agua contaminada se puede filtrar por debajo de ese punto, y como es muy nueva esta solución, no se sabe que pasa cuando pasan muchos años de desgaste en la estructura y ya se ha visto casos de pozos a los que se les filtra el agua.

También hay que hablar de la asociación del fracking con el incremento de  la actividad sísmica de la región, en una entrevista con Javier Grosso, profesor e investigador del departamento de geografía de la universidad del Comahue, durante “Volvimos y somos iguales” en la FM POCAHULLO, comentaba:

“Ya hay un Amparo de la organización FARN (Fundación Argentina de Recursos Naturales), vecinos  de Sauzal Bonito y el lof Will Kaleo, quienes sufren el impacto de la explotación del fracking en su territorio, el amparo exige la entrega de información que la industria tiene acerca de los sismos y su relación con el fracking que ocultan del conocimiento público”

“El estado está al servicio de las industrias hidrocarburíferas, asfaltando las carreteras para que puedan trasladar mejor sus insumos, al servicio de las ganancias de las grandes multinacionales subsidiando la industria de forma directa e indirecto. Empresas como Chevron (EEUU), Shell (Inglaterra), Total (Francia) y YPF, que nos suena como nuestra pero el 49% es privado y los principales accionistas son fondos buitres. Un estado al servicio de la ganancia de otros” decía Javier.

En otra entrevista relacionada con el tema, el Diputado por “El frente de todos”, Guillermo Carnagui explicaba sobre la Ley de Hidrocarburos que lleva adelante el gobierno nacional, un ley que promociona la actividad de extracción de gas y petróleo, generando mayores INCENTIVOS a las empresas que generen mayor inversión en la industria aumentando la producción de hidrocarburos. Estas políticas públicas que se promueven inclusive ante las denuncias de las comunidades y pobladores de la zona que son quienes lidian con los problemas de contaminación.

Ante una industria que produce tantos ingresos y que claramente es una política de estos gobiernos representativos, nos queda preguntar más que dar respuestas, costo-beneficio, ¿Vale la pena asumir el riesgo de que se debilitar al  sector petrolero? o, dicho al revés, ¿ Vale la pena asumir los riesgos del fracking? La respuesta no es fácil, pero vale hacer una última aclaración, el fracking es mucho más costoso que la perforación convencional, y la industria de las Energías renovables en Argentina crece a grandes saltos, eso demuestra que si hay opciones cuando se quiere y no se sirve a los intereses de la hegemonía económica.

Escrita por: Andres Archila

Fuentes:

Entrevistas cortesía de FM POCAHULLO.

www.bloomberg.com

https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Pa%C3%ADses_por_producci%C3%B3n_de_petr%C3%B3leo
http://www.shaleenargentina.com.ar/el-fracking
https://www.ypf.com/desafiovacamuerta/Paginas/index.html#:~:text=Es%20una%20formaci%C3%B3n%20geol%C3%B3gica%20de,los%20300%20y%20400%20metros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here