Una vecina de nuestra ciudad, que alquila hace 5 años una vivienda, denunció penal y públicamente al propietario de la casa donde alquila, luego de recibir amenazas de desalojo y hostigamientos ella y sus hijos. Actualmente se encuentra en proceso de mediación a través de la Dirección de Derechos Humanos del Municipio.

El caso está en manos de la justicia, a raíz de la denuncia hecha por la vecina, pero la fiscal la desestimó, además el propietario realizó una carta documento para que deje la vivienda antes del jueves 30 de Septiembre, mientras tanto, la familia vive alerta, ya que sufren las a amenazas de parte del propietario que hasta sacó parte del portón y cerco de la casa que alquilan, un día mientras la vecina estaba trabajando y sólo se encontraban allí sus hijos. A partir de ese hecho desde el día 28 de Agosto, la denunciante afirma que no pudo seguir yendo a trabajar, y definió no mandar a su hijo a la escuela, por el miedo que le produjeron las amenazas y acciones del locador.

Madre de 2 hijos, uno de ellos menor de edad, que se encuentra sin poder asistir a la escuela por miedo y la inseguridad que vive hoy su familia.
La vecina expresó que el conflicto comenzó luego de denunciar a el propietario de su vivienda y el terreno vecino, por la invasión de olores del local de comidas que funciona allí y que a raíz de eso, el propietario comenzó a amenazarlos con dejarlos en la calle.

«La vivienda no esta registrada en AFIP como alquiler, alquilamos en negro, no me quiso renovar el contrato y no hay una regulación, hace 5 meses le pago el alquiler, incluso el mes que tengo que dejarlo y quiero vivir bien con mis hijos. Nos amenazó que iban a venir unos matones a sacarnos y días después vivieron a sacar el cerco cuando estaba mi hija sola, se aprovechan que somos 2 mujeres y un menor de edad, quien hace dias no puede ir a la escuela». Así lo expresó Flavia, que expuso las condiciones en las que vive, varias veces, teniendo en cuenta que también envió cartas a distintos estamentos públicos dando a conocer la desesperante situación.

Luego de 1 mes de hostigamiento, el Municipio de San Martin de los Andes, llamó a las dos partes a realizar un acuerdo de mediación, también para regularizar el alquiler y se reabrió nuevamente la causa la causa judicial. Sin embargo esto no repara el grave daño a la salud mental de esta familia, como tampoco el tiempo que les llevó ir de un lugar a otro buscando ayuda, del mismo modo que la forma de vivir encerrados por el miedo, sustentado en acciones concretas que vivieron. ¿Porqué los inquilinos están a merced de los propietarios siempre?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here