Luego del receso que se dio desde el 26 de diciembre hasta el 5 de enero, este lunes se retomaron las clases en las escuelas rurales de nuestra región. Esto se debe a que el ciclo lectivo es Septiembre-Mayo.

Desde este periódico, nos pusimos en comunicación con Julio Cabral, director de la Escuela nº 33 de Quila Quina que nos contaba un poco de este establecimiento, de los proyectos para esta mitad de año y de los trabajos que vienen llevando a cabo en coordinación con otros espacios e instituciones.

La escuela, ubicada en frente del lago, cumple 102 años de vida en noviembre de este año, tiene una matricula de 30 alumnos y alumnas. Está dividido en 3 grupos, con un docente encargado de cada uno, en los que se tiene en cuenta el proceso de enseñanza-aprendizaje de cada estudiante. Esto en el nivel de enseñanza primaria, en jardín hay 10 estudiantes más, con salas de 3, 4 y 5 años. Como todas las escuelas cuenta con los docentes de las materias especiales (música, educación física y plástica). Pero se suma, la formación en lengua mapuche, a cargo de una docente.

También nos relata que en esta escuela funciona una huerta escolar, a cargo de una docente, y la radio que no solo es pensada en proyectos escolares, sino que es la radio de toda la comunidad y alrededores.

Julio destaca el buen acompañamiento que se da desde distintos espacios. En primer lugar, de la comunidad mapuche-Curruhinca, de la que provienen la mayoría de las niñas y niños que asisten a la escuela. También mencionó el trabajo con el Parque Nacional Lanín con el que trabajan en proyectos para el cuidado ambiental y el territorio. También con el hospital, donde coordinan todo el año.

Por último, Julio nos comentaba, que la escuela tiene horario extendido de 8 a 15 horas. Los niños y niñas se retiran 14:30, pero la última media hora funciona como espacio de trabajo diario de las y los docentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here