Mientras en todo el wall mapu se vive el wiñoy txipantu (conocido como solsticio de invierno para el hemisferio sur), en la cárcel de Angol hay diez presos políticos mapuche en huelga de hambre y el machi Celestino Córdova se encuentra manteniendo una huelga de hambre en la cárcel de Temuco (ya es su cuarta huelga desde su detención en el 2012).

Pascual Pichún Collonao, comunicador mapuche, en diálogo con Fm Che sostuvo “La situación se torna preocupante, porque los peñi ya han venido manifestando hace unos días situaciones de complicaciones médicas, como perdidas de peso y situaciones psicológicas por todo el tema del corona virus que estamos padeciendo, y se torna preocupante porque además que no hay ninguna respuesta o pronunciamiento de parte del gobierno de sebastian Piñera al mismo tiempo que afirmó que Las demandas son que el estado haga cumplimiento del convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo que es la protección justamente de miembros de pueblos originarios y que se hace tan vital en estos tiempos de pandemia que estamos sufriendo. Cuando ya son mas de 6000 los muertos que se cuentan de manera extraoficial aquí con el coronavirus y esa es la siuación lamentable, porque justamente la cárceles son los lugares donde hay mayor condición de hacinamiento y se torna un poco preocupante porque es una bomba de tiempo que puede estallar en cualquier momento, entonces la preocupación es esa porque se están haciendo oídos sordos a las demandas y porque la situación de los peñi se agrava día a día”.

Montajes policiales – judiciales, persecución y criminalización

En relación a la detención de cuatro jóvenes de la comunidad Temulemu Pichún denunció “Uno de los detenidos, es además mi hermano menor, y tiene que ver también con este marco de persecución y de criminalización de las demandas mapuche, con la recuperación territorial principalmente. Nuestra comunidad es una comunidad que ha venido recuperando territorio, estamos en un proceso de seguir recuperando territorio, de expulsar a las forestales de nuestros espacios y en ese marco es que han sido objetos de un montaje político- policial con respecto a acusarlos de tener en su poder armamentos de guerra, esa es la acusación que están sosteniendo la fiscalia y el gobierno de Chile que ha sido parte querellante en este caso”.

Pandemia y comunicación dentro y fuera de las cárceles

Hoy hay mas de 36 presos políticos mapuche en las cárceles del estado chileno, Pascual comparte “En este marco se hace un poco mas compleja la situación de poder tener información mas rápida con el estado de salud de los peñi que están en huelga de hambre, el estado mas complicado es el del machi Celestino Cordova, que ya realizó varias huelgas de hambre”. Al mismo tiempo que denuncia que desoír las demandas e incumplir el convenio 169 de la OIT es “una política represiva y discriminatoria, porque en este marco de crisis sanitaria el gobierno ha estado indultando a varios presos que han sido liberados o cambiadas sus medidas de prisión para irse a sus casas y ninguno de los cerca de 8000 presos que ya han salido de las cárceles ha sido un mapuche que este vinculado con la reivindicación de los derechos del pueblo mapuche no?. Entonces por ese lado también hay una política clara de racismo en la aplicación de estas leyes que tiene a mano el gobierno para descomprimir las cárceles que está absolutamente desbordadas por los presos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here